Caracas, 22 de febrero de 2019.

Por: Leandro Rodríguez Linárez*

@leandrotango

  • En primer lugar, esa fecha es importante porque demuestra que el chavismo dejó de imponer la agenda, en su muy precaria condición se encuentra a la defensiva, cada vez más debilitado.
  • La “Ayuda Humanitaria” solicitada por Juan Guaidó, ha sido asumida por los países y organizaciones más importantes y determinantes del planeta, el chavismo solo ha recibido apoyos timoratos por gobiernos que demostraron ser socios en las buenas, pero comerciantes en las malas.
  • Queda demostrado el sorprendente e in crescendo liderazgo de Juan Guaidó, ante un Maduro cada vez más aislado, disminuido.
  • A diferencia de escenarios anteriores, la oposición se encuentra bien orquestada, asesorada y fuertemente apoyada por sectores determinantes, criollos y foráneos.
  • Queda demostrado de cual lado se encuentra la legitimidad en Venezuela, mientras que a los eventos convocados por la nueva oposición liderada por Guaidó acude voluntaria y masivamente la sociedad civil en sus diversas expresiones, del lado del chavismo son trasladados componentes militares y administración pública.
  • Guaidó tiene a su favor la legalidad lato sensu, mientras que Maduro lo cobija todo un pesado manto de inconstitucionalidad, lo que lo conllevó perder su reconocimiento como presidente de la nación.
  • Este 23 de febrero, a parte de la importancia política del suceso, tiene una gran connotación lo militar, una dura prueba de fuego para ambos bandos.
  • Esta fecha ha desdibujado al chavismo, con la improvisada/apresurada compra de toneladas de medicinas y alimentos a China, Cuba, Rusia, entre otros, echó por el piso uno de sus argumentos más fútiles “El bloqueo económico y comercial”.
  • Continúa la desbandada de principalísimas figuras del chavismo dando apoyo a Guaidó, la más reciente, el “Pollo Carvajal” hombre de suma importancia dentro de la inteligencia militar durante la era Chávez.
  • El chavismo/madurismo perdió ingentes oportunidades de diálogo, ahora se encuentra asumiendo las graves consecuencias de sus actos, todo cuanto tiene es producto de la violación a la constitución, a todo precepto democrático.
  • La “Ayuda Humanitaria” será un catalizador que permitirá medir qué tanto el régimen chavista aún controla el territorio nacional.

Al tener como observadores a la comunidad internacional, el chavismo no podrá hacer uso de la violencia institucionalizada, única herramienta que posee para aferrarse al poder, de este modo, este 23 de febrero evitando o dejando entrar las medicinas y alimentos se anotará otra aplastante derrota antes de su inevitable partida del poder ¡Inevitable!

* Politólogo, analista político, articulista de opinión. 

Puede leer otros artículos de opinión de Leandro Rodríguez Linárez haciendo click aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram