Inicio Opinión [Pescao Salao] 10 de enero: Maduro ¿Tragará espinas? / Llegó el “Haarp” / Navidad sin luz ni agua. Por Javier Vivas Santana

[Pescao Salao] 10 de enero: Maduro ¿Tragará espinas? / Llegó el “Haarp” / Navidad sin luz ni agua. Por Javier Vivas Santana

Por Javier Vivas Santana
65 Lecturas

Caracas, 29 de diciembre de 2018.

Por: Javier Vivas Santana.

@jvivassantana

Pescao Salao (…) Venezuela cierra el 2018 en la más completa involución política, económica, social y moral. La cúpula neototalitaria que controla Miraflores sabe que no cuenta ni con divisas y menos con apoyo popular para resistir cualquier conjunto de reclamos y protestas generadas por una población que ha sido humillada, pisoteada y vulnerada en sus derechos fundamentales, y además empobrecida por un gobierno que desconoce las mínimas normas de convivencia democrática y humana.

En efecto, desde que el madurismo perdió en legítimas elecciones en diciembre de 2015 – hace tres años – los dos tercios de la Asamblea Nacional recurrió a perversas prácticas seudojurídicas para evitar que el nuevo parlamento por voluntad popular adelantara los cambios institucionales en los diferentes poderes: judicial, electoral y moral.

Entonces, el parlamento madurista saliente, encabezado por el inefable Diosdado Cabello,  cuyo cuerpo ya se encontraba ilegitimado de manera constitucional, eligió a través de un mecanismo de burla jurídica un nuevo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el cual a su vez, ilegalizó – por no decir anuló –  de facto la nueva Asamblea Nacional al colocarla en un burdo “desacato”.

Por supuesto, que el madurismo al no encontrar como avanzar por la vía de la legalidad institucional, recurrió al empleo de recursos jurídicos fraudulentos que le permitieran seguir evadiendo los medios legales. De esta manera convirtió en papel higiénico la Constitución cuando Nicolás Maduro sin referendo previo convocó a una “constituyente” ilegal e ilegítima, que también fue depauperada en su forma de elección con más de 500 miembros a través de una fórmula de selección de segundo grado, que ha dado como origen una seudoinstitución en donde sus integrantes son una especie de parásitos burocráticos, que cobran salarios y viáticos por sólo levantar la mano ante los designios de los jefes de las crápulas panegíricas y zascandiles que dominan los espacios políticos del país.

Es vergonzoso, degradante y pueril,  ver a individuos como Julio Escalona, Luis Britto García, Néstor Francia o Earle Herrera, en plena senectud, y quienes vivían en tiempos de la cuarta república reclamando desde medios libres por una mejor y honesta democracia que no fuera violadora de derechos humanos,  arrastrados cuales serpientes y llenas de veneno, callando ante los abusos que ocurren en Canaima con nuestros indígenas, mientras los grupos ilegales destruyen la naturaleza y masacran el oro contaminando lo que encuentran a su paso.

Es hipócrita ver a tales “intelectuales” hacerse los desentendidos por los niños que mueren en los hospitales por falta de medicamentos, o permanecer en afasia por los reclamos de las enfermeras y médicos. Para qué preguntarles sobre lo que piensan de la educación, en especial a Earle Herrera, quien suponemos ahora convertido en cual marioneta madurista, su pluma murió para levantar los reclamos de las universidades y los estudiantes, mientras hipócritamente ríe por los cierres de los periódicos y emisoras de radio. De Néstor Francia, nada que ver con exigir por los derechos de los jubilados y pensionados. Su precio está anclado al valor del cargo burocrático de su consorte. En cuanto a Luis Brito García, los viáticos que cobra dizque por defender los “derechos humanos” en sus viajes de “trabajo” al exterior, obviamente de los maduristas, pesan más que la bazofia “jurídica” que escribe un tal Germán Saltrón Negretti, quien como su socio de “bufete”, para nada los hace cenar un pan duro, o tener que desayunar un vaso de agua, porque si algo sobra en sus neveras son las más particulares exquisiteces y los vinos de marcas extranjeras. Y de Julio Escalona, es inútil que intente redimirse con unas pocas palabras porque su complicidad está al apoyar a una partida de mafiosos que se han unido para callar ante el saqueo de la República, mientras el pueblo reclama por un pernil, o tiene meses sin agua, o sufre la inclemencia de largas y extensas jornadas sin electricidad.

Honestamente, no soy quien para desear la muerte a nadie. Es más, jamás la desearía ni al peor de mis enemigos. Pero si algo pido es que individuos como los señalados vivan muchos años más, para que terminen de ver el infierno en que se convertirá Venezuela, si Maduro después del 10 de enero de 2019 insiste en mantenerse en el poder por métodos inconstitucionales. O bien, para ver el cómo callan ante la destrucción humana de Venezuela por efecto de una sublevación popular y civil que desemboque en las más sangrientas de las guerras internas y vean el cómo un gobierno ejecuta con todo el poder de las armas la masacre contra un pueblo, que yace en la inanición y en el averno de un régimen totalitario.

El 10 de enero comienza otra historia ¡Allá esa senectud madurista! Allá ellos entregados al mejor postor, vendiendo sus almas al diablo,  y tal cual lo describió José Ingenieros en El Hombre Mediocre concluyan sus vidas sin personalidad, nada más que afinadas por el látigo de una seudo-revolución que traicionó todos los preceptos de la vida, aniquilando por completo a un país, y condenando a sus generaciones presentes y futuras a decidir entre el destierro o la pobreza, mientras ellos agrupados al lado de los comensales de carnes en Europa, prefirieron ver morir a su patria, para como un Judas Iscariote alcanzar sus 30 monedas de plata.

Venezuela entra en una etapa decisiva de su historia. O el país termina de comprender que nos jugamos nuestra propia existencia junto con la de nuestros hijos, o terminemos de emigrar para no seguir sufriendo la agonía de la República. O les terminamos de entregar a Venezuela al lastre criminal que nos gobierna, o nos sublevamos como pueblo en defensa de la Constitución y la auténtica independencia de la patria. El 10 de enero, la patria del Libertador tiene dos alternativas: O la vida por la independencia y libertad o la muerte política del madurismo.

10 de enero de 2019: O se va Maduro de Miraflores o habrá sublevación popular y civil en Venezuela ¿Comerá espinas Maduro, o seguirá tragándolas el pueblo?

Espinitas

Una vez que sucedieron el movimiento telúrico y sus respectivas réplicas que el periodista Jesús Manzánarez haya escrito en su cuenta de Twitter (@Manzanarezjesus) que: “¿Sismo? Hablemos claro: Proyecto Haarp contra Venezuela, un arma de destrucción masiva para producir calamidad pública y propiciar “intervenciones humanitarias”…Nada es fortuito. Los últimos 2 temblores con sus réplicas han sido a las 4:30 am…”. Y que además de tal afirmación, el inefable Jesús Silva también desde la misma red de comunicación (@Jesus_Silva_R), y sin ser no menos elocuente, haya señalado: “Tumbar casas de chavistas parece objetivo de la oposición con temblor y sismos sospechosos y frecuentes. Sus aliados extranjeros tienen tecnología Haarp. Imposible descartar esta hipótesis criminalística al ver mi casa hoy llena de grietas. Atención Funvisis (…)”¹, en ambos casos, tales individuos, quienes tienen programas en medios públicos de comunicación tanto en Venezolana de Televisión (VTV) como en Televisora Venezolana Social (TVES), pero además son “profesores” en universidades, no queda más decir que estamos en presencia de personas que han perdido no sólo la sindéresis, sino la posibilidad cierta de comprender las realidades, los fenómenos sociales, y peor, su capacidad de pensar ha quedado reducida a la voz de mando que le impongan seres sin mínima cordura y racionalidad, simplemente por ser sus “jefes revolucionarios”.

● El Zulia volvió a quedar sin luz, esta vez en plena “navidad” – si puede llamarse de esa manera – y la excusa en esta oportunidad fue un sabotaje que vino desde Colombia por la caídas de unas torres de alta tensión eléctrica. El colapso de la electricidad cada vez está más cerca. Esperemos que ese día aparezcan los verdaderos saboteadores.

● Y mientras el Zulia sigue sin energía eléctrica, Margarita esta sin agua por una supuesta fuga en Clavelinos. Ni hablar de lo que ha sido esta temporada decembrina para la isla que luce desolada, con una vista de comercios cerrados, y los pocos que abren, apenas si laboran hasta la 2:00 pm. El turismo por el piso, con cifras de ocupación que apenas llegan al 10%. El transporte marítimo un caso, mientras el aéreo apenas se reduce a dos o tres vuelos diarios. Aun así, el cinismo nos habla de “país potencia”. Ojalá podamos recuperar a Nueva Esparta como el resto del país.

Pescao Salao espera seguir con ustedes en el 2019 siendo la voz y las espinas no muy gratas para otros ¡Bendecido año nuevo para todos! Un abrazo.

Pescao Salao el sabor del mar en las palabras

Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter 
@Punto_deCorteFacebook e Instagram

Artículos Relacionados