Caracas, 11 de abril de 2018/.-  El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 2.414 protestas en los primeros 90 días de 2018, equivalente a un promedio de 26 diarias. Esta cifra representa un incremento de 93% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Esta investigación emplea como insumo principal el seguimiento de situación a través de medios de información de alcance nacional y regional. También fuentes de organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales (ong).

 85% de las protestas fue para exigir derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DESCA) y el 15% para exigir derechos civiles y políticos (DCP).

Lo que se desprende de los datos obtenidos por el OVCS durante este primer trimestre del año es que Venezuela ha entrado en una etapa de colapso de los servicios públicos, de la alimentación, de la salud y han crecido los conflictos laborales.

En su informe consideran que la respuesta del gobierno  ha sido mínima, insuficiente, parcial y represiva. Insuficiente porque incluso en foros públicos internacionales el gobierno ha preferido negar la situación, parcial porque pretende resolver la emergencia humanitaria no de manera universal sino segregando a una parte de la población y represiva por los muertos, heridos y detenidos en el marco de las manifestaciones.

Añaden que el desabastecimiento o carestía de los alimentos, las fallas en los servicios básicos, la falta de medicinas y equipos médicos  y la ausencia de un empleo de calidad y estable, se han convertido en las mayores quejas ciudadanas, siendo éstos derechos consagrados en la Constitución. 

Lea aquí el informe completo: ENCUESTA NACIONAL MARZO 2018 Conflictividad social en Venezuela primer trimestre 2018