Beijing, 02 de abril de 2018.- Tras las medidas tomadas por el presidente de Estados Unidos Donald Trump de imponer importantes sanciones comerciales a las importaciones de acero y aluminio procedentes de China, el país asiático respondió con el principio de reciprocidad imponiendo aranceles comerciales alrededor de 128 productos estadunidenses.

China cumplió este lunes sus amenazas y anunció la imposición de aranceles comerciales a un conjunto de 128 productos estadounidenses como respuesta a las tarifas de Washington sobre las importaciones de acero y aluminio chinos, una decisión que aumenta el riesgo de estallido de una guerra comercial.

El Ministerio de Comercio del gigante asiático confirmó en un comunicado publicado esta madrugada en su web lo que llevaba días advirtiendo, la imposición de un arancel del 15% para un conjunto de 120 productos (entre ellos la fruta) y del 25% para productos porcinos y relacionados, procedentes de Estados Unidos.

Vea aquí también: Trump inicia una feroz política arancelaria contra China

Todo ello pese a que China insistió en las últimas semanas en su deseo de que se calmen las aguas para evitar una guerra comercial que, en su opinión, dañaría a ambas partes.
La medida entra en vigor este lunes y es una respuesta a los aranceles estadounidenses sobre el 25% en las importaciones de acero y del 10% en las de aluminio procedentes de China anunciados hace unas semanas.

Y también a la imposición unos días después de aranceles por valor de hasta 60 millardos de dólares (48.5 millardos de euros) anuales por supuestas afrentas a la propiedad intelectual estadounidense.

“Esperamos que Estados Unidos pueda cancelar estas medidas para que el comercio de productos entre China y Estados Unidos pueda volver a su vía normal”, apuntó el ministerio en el comunicado.

Con información de bancaynegocios.com

Foto tomada de: CrónicaViva