Select Page

A propósito de ser ciego La “zurda” de “Cabeza de Mango” castigó la “konducta” de Pedro Carvajalino

A propósito de ser ciego  La “zurda” de “Cabeza de Mango” castigó la “konducta” de Pedro Carvajalino
A propósito de ser ciego:  La “zurda” de “Cabeza de Mango” castigó la “konducta” de Pedro Carvajalino

Por Javier Antonio Vivas Santana

Siempre hemos planteado que el pensamiento alterado de ciertos sujetos, en especial cuando se expresan en el lenguaje  como algunos que escriben la palabra conducta con “k”, o sea “konducta”, tiene implicaciones directas sobre la praxis social de tales individuos.

En efecto, y por fin ha quedado corroborado cuando entre los propios malandros del lenguaje podemos observar desde un corto video, el cómo alias “Cabeza de mango” descarga el furor de la “zurda”¹ sobre el otro moderador del perverso programa lingüístico que transmite Venezolana de Televisión (VTV) en horario nocturno, lo que evidentemente debió haber sido por una “konducta” (como les gusta a ellos escribir esa palabra) de su colega de programa.

No voy a entrar en especulaciones sobre las razones del por qué dos “camaradas”, “revolucionarios” del alma, moderadores de un programa que rompe las normas ortográficas de la lengua materna, en donde se atenta contra la oralidad y la escritura que se enseña y aprende en las escuelas, pero que además siempre aparecen ante las cámaras de televisión como niños que no rompen un plato, lo cierto es que  ha quedado en evidencia que entre tales individuos, la violencia al ser parte de sus auténticas conductas, quedan sin moral ante la opinión pública para hablar de que sólo la oposición genera violencia, cuando ellos, en vivo y directo son protagonistas de resolver a “coñazo” limpio sus diferencias.

Alias “Cabeza de mango” y Pedro Carvajalino representan una anti-ciudadanía. Son individuos afectados por una prosopagnosia política que desatan cada noche sobre sus víctimas seleccionadas, es decir, para éstos últimos el “derecho de réplica” se convierte es utopía, en virtud de que los primeros se autoproclamaron en tribunal de inquisición. O sea, son verdugos para quienes su lengua va más allá del bien y del mal. Tal vez por ello es que su “konducta” ni siquiera es vista como error,  sino como ejemplo a seguir hasta en el plano de la escritura de la directiva del sistema de medios públicos. Verbigracia, suponemos que los que apoyan la escritura del nombre del programa de los individuos señalados, complementada con sus acciones públicas de violencia, cuando hablan de “educación” entre sus familiares y amigos les dicen que deben escribirla como “edukación” ¿O nos equivocamos?

Ya saldrán los malandros del lenguaje con sus laboratorios intentando desmentir lo que no puede desmentirse. Dirán que la “zurda” desplegada por “Cabeza de mango” sobre la humanidad del extranjero que vive en  nuestro país, hasta con la prerrogativa de ser moderador de un programa de televisión en la red de medios públicos,  era un “ensayo” de una nueva “conducta” que próximamente van a implementar contra la desestabilización y el golpismo, aunque no podemos obviar que Pedro Carvajalino “aseguró” que había sido agredido por “opositores”² ¿Será que “Cabeza de mango” saltó la talanquera, y por eso el agraviado dice que fue golpeado por gente de la oposición? Y si no es así ¿Es que la desesperación política ha generado una alteración neurológica del pensar,  lo que ha llevado para que los moderadores del único programa que atenta contra la ortografía del idioma español en Venezuela, también ahora se atenten entre ellos mismos,  e incluso con violencia sobre sus rostros?

Los orígenes del por qué la “zurda” de “Cabeza de mango” y su conducta de violencia con su “camarada” se haya hecho pública por un error de cálculo mediático, los ha dejado al desnudo ante el país. Además de ser malandros del lenguaje, ya podemos decir que se comportan como guapetones de barrio, y en consecuencia, la poca credibilidad que podían tener entre sus contados seguidores, se ha convertido en polvo cósmico, como diría un político intentando ser filósofo en la fallida destrucción del dólar paralelo.

Por ahora, la única verdad es que los protagonistas del programa “Zurda Konducta” nos transmitieron con lujo anti-pedagógico, tanto la praxis como el significado de la “zurda” y “konducta” del programa estelar que ellos “moderan” en VTV.  A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹ https://twitter.com/Golpealos/status/912500540206133249

² https://www.aporrea.org/ddhh/n314956.html

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...