Caracas, 17 de abril de 2019. Alan Gabriel Ludwig García Pérez, falleció este miércoles 17 de abril de 2019, luego de dispararse en la cabeza tras conocer la orden de detención preliminar en su contra. Fue elegido como presidente de Perú durante dos períodos (1985-1990 y 2006-2011), pero verse involucrado en las investigaciones por corrupción del caso Lava Jato de Odebrerth, acabó su vida personal y política.

El exmandatario peruano de 69 años de edad, se convirtió en 1985 en el presidente más joven de la historia de su país, cuando fue elegido a sus 36 años. Alan García también fue conocido como el “John F Kennedy de Perú”.

El también abogado – egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima en 1971 -, en su primer discurso como presidente de Perú, aseguró que su gobierno derribaría la corrupción pública, se ejecutaría la reorganización de las fuerzas policiales, la eliminación de exoneraciones tributarias a las compañías petroleras que operaban en el país, la reducción de la compra de una escuadrilla de aviones Mirage 2000, la reducción de su sueldo como presidente y la formación de una comisión de paz para iniciar una amnistía.

Pero su primer mandato culminó en 1990, cuando fue señalo por corrupción pública. El país andino ya se encontraba en una fuerte crisis económica, que llevó a Perú a registrar una tasa anual de inflación de 7.600% y cerca de 5 millones de peruanos a la línea de la pobreza.

Alan García, participó nuevamente como candidato presidencial en 2001, cuando regresó a Perú de Francia, pero perdió contra Alejandro Toledo. Para 2006 vuelve a carrera presidencial y gana con el 53% de los votos, frente a Ollanta Humala y Lourdes Flores.

Este segundo período presidencial, quedó marcado por una baja inflación y un sólido crecimiento económico en el país, gracias a la política de libre comercio de Perú con Estados Unidos. Sin embargo, en el 2016 cuando volvió a participar en la contienda electoral, recibió menos del 6% de los votos.

Acusado por corrupción

El exjefe de Estado de Perú, quien vivía en España, regresó a su nación en 2018 para enfrentar las acusaciones en su contra, por presuntos sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht. Se le adjudicada un supuesto contrato para la construcción de la línea 1 del Metro de Lima, con dinero público durante su segundo gobierno de 2006-2011.

García Pérez, aseguró en reiteradas ocasiones que era inocente y que no habría ningún tipo de corrupción en sus gestiones.

Incluso, en su última entrevista – que fue para RPP Noticias -, ratificó que «ningún documento me menciona. Puedo decirles que yo para robar no nací. Sé que muchos peruanos lo creen porque así se ha repetido y es la manera de criminalizar a un político que les ganó dos veces a sus adversarios. El dinero le interesa a otra gente, a Alan García no», puntualizó.

Muerte – suicidio

El Poder Judicial de Perú, dictó en noviembre de 2018 una medida de restricción de salida del país para Alan García, tras las investigaciones preliminar por presuntos delitos de corrupción y colusión agravada. Para el 7 abril de 2019, el organismo de justicia ordenó su detención preliminar por 10 días.

La noche de 16 de abril de 2019, el líder aprista se disparó en la cabeza dentro de su vivienda, en Miraflores, cuando la policía se encontraba al interior de su hogar para cumplir con la orden de detención preliminar.

García fue traslado de emergencia al hospital Casimiro Ulloa, pero fue este miércoles 17 de abril, a las 10:05 de la mañana, cuando se produjo su muerte, “producto de una hemorragia cerebral masiva por proyectil de arma de fuego y paro cardiorrespiratorio”.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram