Caracas, 22 de julio de 2018/.- Una ciudadana holandesa llamada Jolande Penninks, ha fundado Gumbudy, una organización que ha empezado a instalar tableros en distintos puntos de Ámsterdam, Róterdam y otras ciudades holandesas con la representación de un mapa del mundo para que la gente pegue el chicle en ellos.

Su objetivo es limpiar las calles y por ello los ha colocado en lugares concurridos como centros comerciales o estaciones de trenes y autobuses.

Gumbudy se ha asociado con las autoridades municipales para recoger los chicles usados de los ciudadanos y sensibilizar en la calle y en las escuelas sobre el impacto ambiental que tiene tirar estas chucherías al suelo.

El proyecto dio un paso más cuando los municipios del área metropolitana de Ámsterdam, lanzaron Gumshoe, el primer calzado del mundo hecho a base de chicles recogidos de las calles de la ciudad por Gumbudy.

Los zapatos llevan un mapa de Ámsterdam en la suela. Con esta iniciativa, no solo combaten el problema ambiental de la basura de goma, sino que mejoran la limpieza de las calles al tiempo que aumentan su atractivo.

Cada año, alrededor de 1,5 millones de kilos de chicle acaban en las calles de Holanda. Limpiarlos cuesta millones de euros a los Ayuntamientos del país. Un chicle tarda entre 20 y 25 años en biodegradarse.

Fuente: El País.


Steven Mnuchin: «No hay razón para que el pueblo venezolano viva así»

Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram