Caracas, 01 de abril de 2018/.- El gobierno de Venezuela, por medio del canciller Jorge Arreaza, ha rechazó la propuesta de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el conflicto limítrofe con Guyana.

A través de un comunicado de su Ministro del Poder Popular de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, Venezuela desestimó la propuesta de António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, para resolver los conflictos territoriales con Guyana por la vía de la Corte Interamericana de Justicia.

Lea también: Gobierno de Venezuela propuso a gobierno de Guyana reiniciar contactos diplomáticos

En tal sentido, Venezuela mantiene la opción de los Buenos Oficios, que establece una solución con una vía que satisfaga a ambos países, siguiendo el espíritu del Acuerdo de Ginebra de 1966.

Guyana hizo gestiones esta semana en la Corte Interamericana de Justicia buscando validar el tratado limítrofe de 1899 cuando ese país formaba parte de Inglaterra. Venezuela por su parte lo rechaza por el de Ginebra y hace invitación al gobierno vecino para retomar la vía diplomática como método para resolver la centenaria disputa.

Las tensiones limítrofes entre Guyana y Venezuela se agudizaron cuando en el territorio del conflicto, de unos 150.000 kilómetros cuadrados, se hicieron exploraciones en las que se descubrieron yacimientos de petróleo y otras reservas minerales de gran valor industrial.

Cabe destacar que el gobierno guyanés pidió que «se confirme la validez legal y el efecto vinculante del laudo arbitral de 1899 con respecto a la frontera entre Guyana y Venezuela», según se lee en un comunicado de prensa.

Una zona que fue controlada por el imperio español, el holandés y el británico, en 1899 fue adjudicada a Reino Unido por medio de un laudo arbitral en una corte en París.

Pero en 1962 Venezuela presentó ante Naciones Unidas una demanda alegando que el laudo fue resuelto de manera fraudulenta, ya que supuestamente hubo complicidad entre los delegados británicos y el juez ruso que determinó el fallo.

En 1966, se firmó el Acuerdo de Ginebra, según el cual la zona es controlada por Guyana aunque su soberanía era disputada por Venezuela.

Desde entonces la disputa se mantiene y ahora será La Haya quien se espera dé un veredicto final.

Después de que en 2015 la petrolera estadounidense Exxon descubriera un importante yacimiento en la parte marítima del territorio reclamado, la disputa se reavivó, se generó un revuelo diplomático y finalmente se decidió resolver el conflicto a través de los mecanismos de buenos oficios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Las conversaciones no llegaron a una resolución, por lo que, en enero pasado, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, refirió el caso a la corte de La Haya.

Con información de Caraota Digital

Puede interesarle: Guyana lleva el caso del Esequibo a la Corte Internacional de Justicia de la Haya