Caracas, 11 de mayo de 2019. Una fuente cercana al CICPC del municipio Caroní, estado Bolívar, filtró este sábado en exclusiva para Punto de Corte, la primera autopsia realizada a Ángela Aguirre – la adolescente que fue hallada muerta y presuntamente violada en el río Caroní -, que confirma que la joven fue violada y torturada.

El protocolo de autopsia número AFOR: 41.530, realizado por la médico forense, doctora Mariene López de Castro, el 26 de marzo de 2019, asegura bajo declaración a la fiscal Emily Hernández – quien fue recusada por el grupo de abogados en defensa de Ángela, por corrupción y soborno durante su investigación para cubrir a los imputados en el caso -, que “todas las lesiones encontradas” en el cuerpo de la joven de 16 años de edad, “fueron causadas la hoy occisa se encontraba vida”. Además, “todas las lesiones presentadas en ambos exámenes fueron originadas por fuerza mayor y contra la voluntad de la hoy occisa”.

La patólogo explicó que practicó al cadáver de Ángela Aguirre, dos exámenes detallado – ginecológico y ano-rectal -, lo que arrojó como resultado “edema vulvar, hematomas en labio mayor derecho y en labio mayor de lado izquierdo, laceración y erosión reciente en introito vaginal, hemorragia vagina y cuello uterino edematizado y congestivo, además se realizó hisopado vaginal, además, un examen ano-rectal observando esfínter anal edematizado, hematoma en la parte externa de la mucosa anal”.

La autopsia también demostró que se encontró semen en el cuerpo de la adolescente hoy occisa. Asimismo, la doctora forense explicó que cuando practicó los exámenes forenses Ángela ya tenía dos días haber fallecido, por lo que su cuerpo se encontraba en grado de “putrefacción”.

Lea aquí completo el informe de la autopsia de Ángela Aguirre:

Dato

Justamente a un mes de cumplirse la muerte de Ángela Aguirre, el pasado 23 de abril la abogada defensora de la joven, Yamileth Carvajal, denunció que el cuerpo de la víctima fue “robado por la fiscal Emily Hernández”.

“El cuerpo de Ángela Aguirre fue robado por la fiscal Emily Hernández, en pleno velatorio y cuando ya se tenía todo preparado para el sepelio de la adolescente, la fiscal sin mediar con sus padres, simplemente pidió el cuerpo y dijo que no podía ser enterrada aún, que se le iba a practicar otra autopsia y ahora cuando llegamos a la Fiscalía, que revisamos toda la investigación nuevamente, nos sorprende con que no hay ningún registro, expediente o solicitud para esa fiscal haya pedido el cuerpo, sin autorización. Eso es un robo de cuerpo”, sostuvo Carvajal.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram