Caracas, 16 de febrero de 2018/.- La crisis financiera de la empresa estatal Bauxilum, obligó a su directiva a plantear un plan de contingencia con una cantidad mínima de personal en planta, tanto en el turno diurno como nocturno; de modo que se estima que 93% de los trabajadores será enviado a casa mientras dure la insuficiencia que impide cubrir servicios como transporte, comida e, incluso, salarios.

Bauxilum extrae bauxita al oeste de Bolívar y la transforma en alúmina en su planta de refinación en Ciudad Guayana. La materia prima la entregan luego a las productoras de aluminio, Alcasa y Venalum, en un circuito totalmente operado por manos estatales.

El cese en el ingreso de recursos empezó por limitar el servicio de transporte, comida y pago de nómina. Según se desprende de un reportaje publicado por el Correo del Caroní.

Reseña que un informe operativo del 4 de febrero de 2018, expresa:

“Siguen existiendo turnos de trabajo donde no se presenta ningún supervisor ni operador de planta, lo cual representa un alto riesgo para la continuidad de las operaciones, de manera que, de presentarse alguna falla en las bombas de descarga inferior de los tanques (…) o algunas de las bombas de descarga inferior de los tanques terciarios, sin contar con personal de operaciones para bloquear las descargas de los tanques y parar la etapa de precipitación, sería catastrófico para el proceso dado la dimensión de los reboses que se presentarían”, advierte el documento interno.

A su vez, subrayan, que 18 unidades de transporte, el 100% requerido para el turno, están fuera de servicio.

La dirigencia sindical explica que la empresa adeuda el pago de los salarios a las nóminas mensual mayor, ejecutiva y gerencial del área de minas de Los Pijiguaos, correspondiente a enero, más la caja de ahorro y vacaciones de quienes salieron el 30 de enero.

Además, no ha pagado la primera quincena de febrero y el bono de alimentación de este mes a todos los trabajadores de Ciudad Guayana y Los Pijiguaos.

 “Hay un cierre técnico en Bauxilum, que no lo hayan declarado por la razón que sea no anula que hay un cierre técnico. Lo poco que se podía hacer, tampoco se hará porque no hay transporte ni comida (…). Los trabajadores se sienten nerviosos y lo que queremos es que se hable claro a la masa de trabajadores sobre cuál va a ser el plan de recuperación de la empresa”, exigió Wilfredo Flores, secretario general del Sindicato de Profesionales de CVG Bauxilum (Suprobaux).

El plan de contingencia, les explicó el miércoles el gerente de personal, consiste en que la compañía mantendrá un grupo de 100 trabajadores para el turno industrial diurno más 36 administrativos, y 70 trabajadores para el turno nocturno.

La crisis en la estatal, ocurre pese al traspaso de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y 18 estatales de la región, incluida Bauxilum, a la Vicepresidencia de la República, encabezada por Tareck El Aissami. La medida, publicada en el decreto N° 3.176 reimpreso en la Gaceta Oficial N° 41.287 del 27 de noviembre de 2017, se justificó como parte de un “régimen especial para el incremento inmediato de su eficiencia”.

Correo del Caroní

Vea otras inormaciones sobre el estado de empresas básicas aquí en Punto de Corte.