Después de una cotización récord de 20.000 $ llegó hasta poco menos de 11.000  para encontrar su estabilidad temporal en 13.000 $ 

(Caracas, 25 de diciembre de 2017.) El bitcoin terminó una semana difícil en la que tuvo que navegar aguas turbias que amenazaron con hundir las inversiones de los que acuden a este tipo de criptomoneda. La divisa digital llegó a conquistar los 20.000 dólares por unidad y el mercado estaba en su mejor momento. Pero con la caída repentina que experimentó desde hace una semana, tres casas de cambio suspendieron transacciones por las fluctuaciones.

La inestabilidad provocó que una de las casas de cambio más populares, Coinbase suspendiera su ejercicio de compra y venta por problemas técnicos. Por su parte, las casas CME y CBOE también vieron sus transacciones comprometidas sobre contratos a futuro, dado que ofrecen a sus clientes apostar por el precio del bitcoin en un momento específico.

“Ley de gravedad”

Esto lo veían venir los expertos, asegurándose que así es cómo se debe comportar y así lo ha hecho desde el inicio. Durante los últimos 12 meses el bitcoin no había dejado de dispararse, recordamos que en sus inicios llegaba a costar cerca de 1.000 $. Los analistas afirman que los inversionistas deben prepararse para ese tipo de fluctuaciones. “Tiene mucha volatilidad y la seguirá teniendo en el futuro” le dijo a la BBC Nick Colas, co-fundador de DataTrek Research – Nueva York.

Los analistas concluyen que durante las últimas horas los inversionistas han descubierto la “Ley de gravedad” y que definitivamente podría ser una característica que termine ahuyetando a los nuevos ‘criptoinversionistas‘. Aunque los viejos ya saben cómo se comporta.

La corrección anticipada

Para los menos conocedores se puede entender cómo una acción reflejo de una correción predecible. Para Charles Hayer, fundador y presidente del sitio especializado Cryptocompare el bitcoin “Sigue operando emocionalmente“. “A una subida brutal, empujada por la manada, le sigue una caída provocada por cambios en el sentimiento emocional. Y muchos inversionistas estaban esperando esta corrección” aseguró para BBC.

Incluso hace un análisis más atrevido, dado que “muy probablemente estuvo vinculado a la decisión de algunos inversionistas de no arriesgar las ganancias espectaculares obtenidas a lo largo del año”. Esta teoría se sustenta en otra quizás menos conocida, ‘la teoría del más tonto‘. Para detallar esta teoría describe “La subida exponencial del precio que habíamos estado viendo necesitaba de nuevos inversionistas para sostenerse, puedes comprar caro siempre que haya un tonto dispuesto a comprar a un pecio todavía más alto”.

Las voces oficiales…

Siéndo una moneda digital sin ningún tipo de respaldo físico o bases legales, las voces oficiales tienen cierto peso de palabra. Para Nick Colas, corredor de bitcoins, este desplome pudo tener otro responsable, las preocupaciones sobre la infraestructura que sostiene a las criptomonedas, hackeos y acusaciones de abuso de información privilegiada, además de los reguladores y sus advertencias sobre el origen y riesgo de este tipo de activos virtuales.

El presidente del Banco Central de Dinamarca, Lars Rohde advirtió que el bitcoin se trataba de un ‘activo preligroso‘ y una ‘burbuja fuera de control‘. Por su parte, reguladores financieros británicos alertaron que los criptoinversionistas debían estar preparados “para perder todo su dinero“. Mientras tanto, confesó para BBC Andrew Bailey, el directo de la Autoridad para las Conductas Financieras, que ni los bancos centrales ni los gobiernos estaban detrás de la “moneda“, por lo que no era una inversión segura.

Pero de alguna manera, las autoridades estadounidenses no la consideran asunto de gran importancia. Dado que no representa ni una parte lo suficientemente grande de los mercados financieros como para representar una amenaza para la economía mundial.

Con información de BBC.