Select Page

De Caguaripano a Oscar Alberto Pérez

De Caguaripano a Oscar Alberto Pérez

Los asaltos a los dos puestos militares, ocurridos en horas de la madrugada, tienen varias similitudes y una diferencia determinante; uno comandado por el capitán retirado (GNB) Juan Carlos Caguaripano y el otro por el Inspector y piloto del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), Oscar Alberto Pérez.

El del fuerte Paramacay, importante base militar del Ejército, ocurrido el 26 de julio 2017, lo asumió el llamado Frente de Reserva Moral como parte de la Operación David Carabobo. El resultado fueron dos personas fallecidas del grupo de Caguaripano, un oficial gravemente herido de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y varios detenidos. Se llevaron casi 100 armas de guerra, parte de las cuales fueron rescatadas poco después. A las semanas, Caguaripano y el oficial activo (Ej) Jefferson Gabriel García Dos Ramos, son detenidos.

El segundo hecho ocurre, el 18 de diciembre 2017, en el Comando de la Guardia Nacional Bolivariana (CZGNB-44), perteneciente al Cuarto Pelotón de la 1ra Compañía, ubicado en Laguneta de la Montaña, municipio Guaicaipuro del estado Miranda. A las 2 y 30 de la madrugada llegó Oscar Alberto Pérez, de 36 años de edad y ex inspector del Cicpc, quien el 27 de junio 2017 secuestró un helicóptero que sobrevoló sobre caracas y lanzó bombas sonoras sobre el TSJ y la sede del Ministerio del Interior. Esta vez estuvo acompañado por más de una docena de hombres, vestidos de negro y con chaquetas de la Dgcim (Dirección General de Contrainteligencia Militar), que llegaron al comando de la Guardia Nacional en dos camionetas azules.

Esta fue una operación limpia, sin bajas, logrando los objetivos que parecen haberse propuesto. La excusa que dieron en la prevención, al llegar, fue el de un procedimiento antidroga. Los uniformados de la GNB fueron sorprendidos. No hubo resistencia, fueron sometidos. Y Oscar Alberto Pérez y su grupo logró llevarse del parque de armas 26 fusiles rusos, AK-103, tres pistolas 9mm, 108 cargadores de esos fusiles, tres cargadores de pistola, tres mil 240 municiones para los fusiles, 67 municiones 9mm. Allí solo dejaron a varios de los militares amordazados.

Antes de irse marcaron grafitis en las paredes y en una de las unidades militares con mensajes de “Libertad 350”.

Operación exitosa
Oscar Alberto ejecutó una operación militar limpia, a la que llamó Génesis. Envió el mensaje que quiso, demostrando la vulnerabilidad del comando. Aunque la acción fuera más modesta que la ejecutada por Caguaripano, resultó ser exitosa, militarmente hablando.

En el caso de Caguaripano, es cierto que el Fuerte Paramacay, sede de la 41 Brigada Blindada, tiene una importancia determinante para el Ejército y para la Fuerza Armada en General, y el objetivo fue apropiarse de las armas, pero terminó con la detención de sus cabecillas y parte importante de quienes participaron en la Operación David.

El vídeo en el que aparece el capitán Caguaripano no fue tomado en el Fuerte Paramacay, sino previamente en otro sitio. Allí, según él dice está acompañado de “oficiales y tropa de esta gloriosa unidad del verdadero ejército venezolano forjador de libertades, así como tropas activas o de reserva”, destacando que se declaran en “legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca con el bravo pueblo de Venezuela”, aclarando que no es un golpe de Estado sino “una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional”.

Agregó el capitán retirado de la GNB que respetan y reconocen a la Asamblea Nacional pero les exigen que respete la voluntad del pueblo. “Ya pasó el tiempo de pactos ocultos entre tiranos y traidores”. Solicitó la conformación de un gobierno de transición y elecciones libres. Finalmente Caguaripano pidió que los ciudadanos convoquen el artículo 350 de la Constitución Bolivariana.

En el caso de Oscar Alberto Pérez hay mayor espontaneidad y seguridad. Posterior al hecho transmite vídeos cortos de lo que ocurrió al interior de la sede militar. Uno de ellos muestra el momento en que bajan, de la línea de mando, las fotografías de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, a la vez que las pisotean.

Otra de las imágenes fuertes es cuando, en los dormitorios, el grupo de encapuchados ubica frente a la cámara a uno de los guardias y lo insta a reconocer que allí no ha habido ningún muerto o herido “fue una operación limpia, ¿cierto?”. Y le preguntan: “¿usted está con el pueblo o con el régimen de Maduro?”, a lo que el aterrado militar responde: “con el pueblo, con el pueblo”. El encapuchado le dice: “Entonces comience a tener conciencia. Hay que defender al pueblo. La justicia del Dios de Israel está aquí”.

Entre lo más difundido está el vídeo con los guardias nacionales en cuclillas y con la cabeza baja, mientras uno de quienes tomaron el cuartel les dice: “¿El pueblo? ¿Y por qué no han hecho nada? Ustedes mismos se están muriendo de hambre y seguramente en sus casas tienen las neveras vacías. ¿Por qué no han hecho nada teniendo uniformes, teniendo armas?”.

El hombre, con el rostro descubierto, los increpa: “¿quiero saber quién de ustedes tiene en su casa la nevera full de comida? ¿Quién tiene a sus hijos este diciembre con todos sus estrenos y sus juguetes? ¿Los vecinos de ustedes cómo la están pasando? ¿Entonces por qué ustedes no hacen nada por esta guev… esa es la revolución que ustedes están defendiendo? La muerte de esos niños que están llenos de enfermedades en los hospitales”.

Un encapuchado también increpa a los militares que permanecían en silencio. “Sean dignos del uniforme que tienen puesto. Son unos irresponsables, son unos traidores a la patria por no hacer absolutamente nada. No solo es la acción señores, es la omisión la que los lleva a esto”. “Mientras ellos son multimillonarios, ustedes se mueren de hambre. Que Dios todopoderoso y Jesucristo los ayude a abrir sus corazones. Este no es el fin de la guerra, es solo un combate, pero pronto ganaremos nosotros la guerra. Esto lo estamos haciendo hasta por ustedes mismos, para que Venezuela sea libre”, finaliza diciendo el hombre, que se separa unos pasos y se quita la capucha
revelando el rostro de Oscar Pérez, quien con tranquilidad camina mientras mastica chicle.

Nuevas órdenes
Los comandantes de los diversos destacamentos de la Fuerza Armada recibieron después la información del robo de armas en el puesto de la Guardia Nacional y la orden expresa de tomar acciones con las Unidades aisladas, evaluar el personal y los fusiles de los parques de armas, ya que
durante el asueto navideño hay menor cantidad de funcionarios.

Se les giraron instrucciones de revisar los Planes de Reacción y Defensa de las Unidades, de elevar el nivel de alerta y de no tener gran cantidad de televisores encendidos de noche o madrugada. Les solicitaron que asumiesen como si estuviera activado el Plan República, de manera que se revise el número de guardias en las Unidades para reforzar los Servicios de las Unidades aisladas con patrullas de alerta a órdenes del comandante.

Desde la acción de Oscar Pérez se ordenó que entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana del día siguiente las vías de acceso a las instalaciones de los comandos, deben estar bloqueadas, para evitar las visitas sorpresa y prohíben la entrada de personas extrañas al comando, sean civiles o militares, a menos que estén previamente autorizadas.

Desde entonces hay constante monitoreo por vía telefónica o radio de las diversas unidades, de manera que cada hora se envían reportes sobre la situación y estado de alerta de las unidades.
Se prohibió que sargentos segundos (S/2do.) monten guardia, estando solos, en servicio diurno o nocturno y menos con pistola. Por otra parte el Ministerio del Interior, Justicia y Paz ofreció una recompensa, no dice de cuánto, a quien ofrezca información sobre Oscar Alberto Pérez. A pesar que en los carteles con su fotografía lo señalan de “terrorista, asesino, enemigo público Nr 1”, en la lista de los más buscados que tiene el Ministerio solo indica su nombre, cédula, edad y el delito de terrorista.

@SebastianaB

Trackbacks/Pingbacks

  1. Más seguridad para el Comandante en Jefe. Por: Sebastiana Barráez - […] Aunque esta vez no hubo mención alguna a posibles intenciones de atentar contra la vida del Presidente, en los…
  2. Sebastiana Barráez: Más seguridad para el comandante en jefe | Apuntoenlinea.com - […] Aunque esta vez no hubo mención alguna a posibles intenciones de atentar contra la vida del Presidente, en los…
  3. Sebastiana Barráez: Más seguridad para el comandante en jefe - Venezuela Mundial - […] Aunque esta vez no hubo mención alguna a posibles intenciones de atentar contra la vida del Presidente, en los…
  4. Más seguridad para el Comandante en Jefe, por Sebastiana Barráez - Notiespartano - […] Aunque esta vez no hubo mención alguna a posibles intenciones de atentar contra la vida del Presidente, en los…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...