México, 1 de mayo de 2018/-. Faltando dos meses para la próxima elección presidencial en México, los candidatos con más posicionamiento en el electorado mexicano, Andrés Manuel López Obrador (MORENA) y Ricardo Anaya Cortés (PAN), consultan los detalles de sus estrategias definitivas para captar la intención de los votantes. Ochenta y ocho millones de personas inscritas en el padrón electoral podrán ejercer su derecho al voto el próximo 1 de julio.

Sin embargo, un guiño del candidato panista Ricardo Anaya, en una de sus recientes apariciones hizo dudar acerca de cuánto estaría dispuesto a hacer con tal de quitarle votantes al candidato  con mayor ventaja hasta el momento, López Obrador, una vez que dejó ver la posibilidad de aliarse -incluso- con el PRI, específicamente, de llegar a un acuerdo con el actual presidente Enrique Peña Nieto, en un intento por restarle ventaja al líder de MORENA.

Ricardo Anaya se balancea entre la fina línea que separa las convicciones de las necesidades. Afianzado como el principal rival de Andrés Manuel López Obrador para luchar por la presidencia, el candidato de Por México al Frente ha virado en su estrategia de tratar de capitalizar el voto de desencanto con el Gobierno para aglutinar aliados en torno al rechazo y el miedo que genera la posible victoria del líder de Morena. La insinuación de que estaría dispuesto a sentarse a hablar con el presidente, Enrique Peña Nieto, a quien ha atacado duramente, para tejer una posible alianza contra López Obrador ha desatado una serie de críticas que le han obligado a rectificar.

Durante un evento con miembros del grupo financiero Citibanamex, Anaya fue preguntado por si estaría dispuesto a hablar con el presidente, Enrique Peña Nieto, para negociar una hipotética alianza, a lo que el candidato del Frente respondió: “Estoy absolutamente abierto a construir con quienes haya que construir para ganar esta elección y darle viabilidad al futuro del país”. Para no dejar dudas, el moderador insistió: “¿Existe esa posibilidad?” En ese momento, Anaya bajó el micrófono y sin que apenas le pudiese escuchar el auditorio, respondió: “Digamos que sí”.

El comentario de Anaya ha desatado una marabunta de reacciones entre quienes lo ven una incoherencia con sus declaraciones de hace unas semanas en las que prometió que, en caso de lograr la victoria el 1 de julio, metería a la cárcel a Peña Nieto si se comprobase que ha cometido casos de corrupción. Hasta el punto de que este lunes Anaya se ha visto obligado a corregirse: “Bajo ninguna circunstancia estaría dispuesto a hacer un pacto de orden cupular, ni con él [con Peña Nieto], ni con los líderes ni con los candidatos. Quiero un cambio profundo para México que rompa con el pacto de impunidad. No creo en acuerdos cupulares, sí en el voto útil”, ha asegurado el candidato del Frente. Horas después, a través de un tuit, achacó la polémica tras sus palabras a que «la desinformación y la guerra sucia seguirán».

Vea noticia de la Jornada: Rechaza Anaya pacto con Peña o Meade en contra de AMLO

Con información de: El País y La Jornada.

Foto tomada de: Alto Nivel


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través del enlace https://t.me/PuntoDeCorte   para mantenerte informado de las noticias más importantes en Venezuela y el mundo
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram