Bogotá, 10 de abril de 2018.-/El líder de las Farc y negociador en el proceso de paz, Jesús Santrich podría ser extraditado a los EE.UU. si se demuestra su mediación para traficar drogas a ese país.

El presidente Juan Manuel Santos y el fiscal Néstor Humberto Martínez explicaron este lunes los pormenores de la petición de Estados Unidos que llevó a capturar al líder de la Farc Jesús Santrich por señalamientos de narcotráfico.

El presidente ha expresado que «si cumplido el debido proceso y con pruebas irrefutables hay lugar a la extradición por delitos cometidos después de la firma del acuerdo, no me temblará la mano para autorizarla, previo concepto de la Corte Suprema». El presidente Santos dice que esas son las reglas del juego.

Santrich es acusado del delito de conspiración para exportar cocaína a los Estados Unidos. Los acusados manifestaron tener acceso a aviones con matrícula americana para transportar la droga y tener acceso a laboratorios de droga para suministrar la cocaína. Además, proveyeron evidencia de su acceso a toneladas de cocaína.

El 1.° de noviembre del año pasado, cuando su nombre acababa de ser oficializado como uno de los candidatos de la antigua guerrilla de las Farc a la Cámara de Representantes, el exnegociador de paz Jesús Santrich envió al abogado Armando Gómez España a entregar en el lobby de un hotel de Bogotá 5 kilos de cocaína a un contacto, como prueba de seriedad en un negocio de drogas por más de 15 millones de dólares.

Un día después, el exjefe guerrillero “se reunió con los compradores en su residencia” y allí se acordaron detalles para el envío de al menos 10 toneladas de cocaína cuyo destino final era Miami, Florida, donde también debía ser entregada la plata de la venta de droga.

Eso es lo que dice el explosivo expediente judicial por cuenta del cual se produjo el lunes el mayor sacudón en el proceso de paz con las Farc: la captura de Santrich por narcotráfico, su eventual salida de la nueva jurisdicción de paz y, además, su posible extradición a los Estados Unidos.

Santrich –uno de los más polémicos y reconocidos jefes de la guerrilla y quien debía llegar al Congreso en representación de su movimiento político el próximo 20 de julio– fue capturado en la misma residencia del occidente de Bogotá donde, según la DEA, se produjeron las reuniones con los compradores de droga.

Con información de El Tiempo

Foto tomada de: LaRazon.co