Inicio NoticiasInternacionales (Entrevista) Lo que contó Coddy Weddle de su detención en la DGCIM antes de su deportación

(Entrevista) Lo que contó Coddy Weddle de su detención en la DGCIM antes de su deportación

Por María Alejandra López
95 Lecturas

Caracas 12 de abril de 2019. El periodista, Coddy Weddle, trabajaba en Venezuela desde 2014, hasta el 06 de marzo de 2018, que fue deportado, tras una detención en la Dgcim (Dirección de Contrainteligencia Militar). La Revista Climax concretó una conversación con Weddle, quién aseguró que aunque no fue torturado, fue interrogado por los efectivos de contrainteligencia.

A las 6:30 de la mañana uniformados de la Dgcim allanaron y detuvieron al periodista en su vivienda de Caracas; 12 horas más tarde, estaba siendo trasladado hacia el aeropuerto internacional Simón Bolívar en Maiquetía, para ser deportado a su país, Estados Unidos de América. Los últimos trabajos de Weddle en Venezuela estuvieron relacionados a la llegada de Juan Guaidó a Venezuela, luego de una breve gira por Sur América, Weddle también se trasladó hasta la frontera colombovenezolana en torno a los envíos de ayuda humanitaria.

«Era un cuarto pequeño, todo blanco, alguien había escrito ‘Dios, Jesús y María, con el sucio del piso», describió Coddy Weddle a Climax.

En el momento que ocurrió la detención de Weddle, 15 era el número de periodistas extrajeros detenidos por el régimen madurista. Hoy, ese indicador según el Sindicato Nacional de la Prensa reporta que en lo que va de 2019 de acumulan, al menos, 40 detenciones arbitrarias de trabajadores de la prensa.

El delito de estos trabajadores de la prensa, publicar una realidad que contrasta con que, desde el Palacio de Miraflores, intentan difundir. El sitio de hospedaje para «los malos de la patria», sean políticos, disidentes o periodistas que adversen al régimen, El Helicoide y en los sótanos de la Sede del Sebin en Plaza Venezuela, apodada La Tumba. Pero en el caso de Coddy, su aponsento sería la sede del Dgcim en Boleíta.

«Cuando llegamos en Boleíta Norte, me pusieron una capucha y me guiaron a un cuarto, me dijeron que no viera a los lados», comentó Weddle.

Empezaste trabajando en Telesur, un medio que respalda a Nicolás Maduro, no sólo desde ahora sino desde que se creó en 2005, ¿cómo llegaste allí y luego pasa esto?

–Sí, yo había estudiado español en Ecuador y quería seguir trabajando como periodista en Latinoamérica, pero eso no era tan fácil a los 22 años, así que me enteré del proyecto de Telesur en inglés, que era nuevo y te confieso que no sabía mucho de eso, mandé mi currículo y me contrataron, así fue como llegué a Venezuela. No entré como alguien que tenía una ideología que quería promover, pero allí vi que una cosa es tener una línea editorial y otra es hacer propaganda, yo viví eso desde adentro. Cuando tenía que ver con Venezuela, Telesur hacía propaganda y no era sólo un medio de izquierda. Estuve como presentador de noticias y luego me pasaron para corresponsalía, fue cuando comencé a pensar que no quería seguir, porque sentía que no publicaban lo que yo hacía, porque no cabía dentro de su línea. Eso me abrió los ojos sobre cómo se hacían las cosas y me retiré.

¿Es difícil hacer periodismo en Venezuela para un extranjero?

–Se está poniendo más difícil en la medida en que siguen subiendo las tensiones políticas. Hasta ahora lo más difícil para los periodistas extranjeros ha sido grabar con equipos en protestas y otros lugares sensibles. Hemos visto cómo las autoridades han detenido a periodistas con sus equipos cuando intentan grabar en esas áreas, como afuera del Palacio de Miraflores, en el puente Simón Bolívar en la frontera de Táchira o fuera de los cuarteles.

“Dios, Jesús y María”

Cuando salió de Telesur, Weddle se dedicó al oficio de forma freelance para una docena de medios: WPLG, ABC-Miami, ABC News, CBC, NBC News, The Telegraph de Londres, The Miami Herald y el Catholic News Service. Allí trabajó todas las fuentes, escribió hasta de las guacamayas caraqueñas. Una nota sobre las Fuerzas Armadas se convirtió en el presunto motivo por el que fue detenido la mañana del miércoles 6 de marzo. “Querían saber quiénes eran los cinco generales que supuestamente yo había entrevistado en La Guaira. Nunca entrevisté a ningún general, creo que todo era una confusión. En realidad, yo había escrito acerca de los bajos rangos de las fuerzas de seguridad, no de generales”.

Lea la entrevista completa Clímax

Foto referencial

Lea también en PuntodeCorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados