Caracas, 24 de julio de 2018. El retén de Cabimas fue tomado este lunes por funcionarios del Comando Nacional Antisecuestro después del suceso donde mataron a un sargento de este componente militar en Santa Rita, cuando participaba de una entrega controlada el 14 de julio.

Los funcionarios requisaron los diferentes pabellones del centro de arrestos en busca de armas, celulares o cualquier objeto que sea de utilidad para los reclusos y que son usados en hechos delictivos.

El comandante César Marcano, jefe del Conas, dijo que la requisa estuvo motivada al hecho de la muerte del sargento Carlos Castillo Arteaga en Santa Rita, cuando se enfrentó a unos delincuentes que extorsionaban a una víctima tras el robo de una camioneta.

“El abatido en ese enfrentamiento era un evadido del retén de Cabimas, y el que se escapó, tenemos información que también se evadió del retén”, señaló.

Marcano declaró que “80% de los delitos en Cabimas son orquestados desde el retén”. 

Un grupo de funcionarios del comando antiextorsión y secuestro de la Guardia Nacional se ha desplegado en apoyo a los cuerpos policiales de los municipios de la Costa Oriental del Lago para hacer frente a los extorsionadores que acechan la zona.

Por su parte, familiares de los internos denunciaron que los funcionarios restringen el acceso de comida “cruda” y de un camión cisterna para que les surta agua y se quejaron de que a los presos no les permiten bañarse.

El comandante del Conas exhortó a los familiares a denunciar a los que están promoviendo el delito desde el retén y no entorpecer las labores de los funcionarios militares.

 

Lea aquí en Punto de Corte: Dos reos del retén de Cabimas fallecieron por tuberculosis

 


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook Instagram