Caracas, 22 de marzo de 2019. Este viernes la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), rechazó la detención de Roberto Marrero, director del despacho del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, quien el pasado 23 de enero juró asumir las competencias del Poder Ejecutivo.

A través de un comunicado, la Comisión de Justicia y Paz de la CEV, lamentó las actuaciones del Estado venezolano, ante las violaciones constantes de los derechos humanos a su pueblo.

«Esta instancia eclesial lamenta estas violaciones, y las denuncia ante los organismos pertinentes para que ejerzan y cumplan con las atribuciones que la Constitución y las leyes le confieren, a fin de restablecer los derechos vulnerados a estos ciudadanos», reza el documento.

La Iglesia Católica, ratificó que los “funcionarios judiciales, fiscales del Ministerio Público y policía aprehensores, no podrán justificar sus acciones”, alegando que estaban cumpliendo “órdenes superiores”.

«Los delitos consecuentes de aquellas acciones son imprescriptibles (…) «en concordancia con nuestra Carta Magna, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, reitera que ningún individuo deberá ser aprendido y privados de su libertad por decisiones arbitrarias», agrega la misiva.

Dato

La madrugada de este jueves se conoció el secuestro de Marrero, por parte de funcionarios del Sebin y la DGCIM, que se lo llevaron a la fuerza luego de allanar su vivienda sin orden judicial.

De acuerdo a la información manejada por los diputados de la Asamblea Nacional, los efectivos policiales ingresaron violentamente en la madrugada de este jueves en las residencias de los dirigentes del partido Voluntad Popular, Roberto Marrero y Sergio Vergara, ubicadas en la urbanización Las Mercedes, en Caracas.

A Marrero, le “sembraron fusiles y explosivos” en su vivienda, denunció Vergara desde las afueras del Sebin en el Helicoide, en Caracas.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram