Caracas 11 de abril de 2019. El CICR (Comité internacional de la Cruz Roja) informó este jueves 11, que triplicará su presupuesto dedicado a Venezuela, a 24,6 millones de dólares para intensificar sus actividades en el país.

“El CICR intensifica sus actividades en Venezuela y triplica su presupuesto (…)” indicó el Comité en un comunicado.

Destacamos que el anuncio aparece luego de una visita de 5 días del presidente del CICR, Peter Maurer, a Venezuela. En su visita Maurer se reunió con Nicolás Maduro, el presidente de la Asamblea Nacional, Juán Guaid, familiares de pacientes crónicos y representantes de organizaciones no gubernamentales.

El líder del régimen madurista, rechaza fervientemente que la actual situación de Venezuela se pueda calificar de crisis humanitaria. Pero, aún así, anunció un acuerdo con el CICR para solicitar una “ayuda humanitaria”.

“Me alegra ver que las autoridades estén dispuestas a trabajar con nosotros para hacer frente a las necesidades humanitarias que hemos identificado de forma consensual… Vamos a intensificar nuestras actividades en los próximos meses y semanas (…) Se trata de ayudar de forma duradera al pueblo venezolano ”, declaró Peter Maurer la carta.

También el CICR, que tiene su sede en Ginebra, indicó haber “firmado recientemente un acuerdo con el Ministerio de Salud para proporcionar cuidados urgentes a la población venezolana”. Esto permitirá que 28 hospitales y a ocho centros de salud en Venezuela reciban un formación y asistencia del CICR. Así como agua, instalaciones sanitarias y material médico.

“Estos días he podido hablar con varios venezolanos y constatar que se enfrentan diariamente a graves desafíos debido al deterioro de los servicios de base”, reconoció Maurer.

“Los hospitales tienen dificultades para obtener agua, electricidad, medicamentos, y tener suficiente personal. Nuestra cooperación con las instituciones públicas y el apoyo que les daremos serán esenciales para revertir esta tendencia”, resaltó la autoridad.

Durante su visita, Maurer viajó también a Táchira, en la frontera con Colombia, y a Bolívar, en la frontera con Brasil. Ahí se reunió con miembros de las comunidades, con migrantes, personal de salud y personas afectadas por la violencia armada.

El CICR está presente en  Venezuela desde 1996, donde también realiza visitas a detenidos. Desde enero ha visitado a unos 2.500.

Con información de AFP.

Foto referencial

Lea también en PuntodeCorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram