Select Page

Reportaje. ¿Cuánto se lleva y cuánto aporta un inmigrante latinoamericano a la economía?

Reportaje. ¿Cuánto se lleva y cuánto aporta un inmigrante latinoamericano a la economía?

Unos 30 millones de latinoamericanos “viven fuera” de sus países de nacimiento en la actualidad, cerca del 4% de la población total de la región. En América Latina y El Caribe los inmigrantes equivalen “prácticamente” a “un cuarto de la cantidad de emigrados y tan solo a un 1,1%” de sus habitantes”. El 62,8% de los inmigrantes en Latinoamérica provienen de sus mismos países, “cifra que sigue creciendo en relación a las décadas anteriores”, sostiene Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe de las Naciones Unidas (Cepal) [i].

En América del Sur, “con su propia dinámica”, los emigrantes llegan a 8,4 millones, apenas un 2,1% de los habitantes de este hemisferio; mientras que los inmigrantes recibidos son 4,7 millones, que representan el 1,2% de la población total de este subcontinente [ii].

Cuál es la ganancia de la migración

En el planeta, los migrantes son el 3,4% de su población y producen el 9% de su riqueza. Éstos “contribuyen al PIB mundial” con unos 7 trillones de dólares al año. Sus remesas son apenas 350 millones de dólares, es decir, sólo 15% del ingreso como trabajadores migrantes, “lo que significa que el 85% restante se queda en los países donde han llegado”, sostiene Gómez Camacho, Co-facilitador de las consultas y negociaciones intergubernamentales en el pacto mundial sobre migración de la ONU y embajador de México ante ese organismo [iii].

La cuantificación de esta plusvalía producida por los migrantes y su apropiación, no es “una mirada solamente utilitarista, sino de una mirada integral al servicio de las personas”, dice la Secretaria de la Cepal, al tiempo que el mexicano Gómez Camacho defiende la necesidad de “generar la comprensión de que la migración es una ganancia neta”.

Las interpretaciones contrapuestas del fenómeno migratorio, aún mantienen una disputa después de varias décadas. Frente a las que privilegian supuestas ventajas o contribuciones económicas, sociales y culturales de las migraciones, otras sostienen que a pesar de “la insistencia de organismos y gobiernos sobre supuestos efectos positivos de la migración y remesas para detonar el desarrollo de los países de origen, no existe evidencia empírica que respalde tal presunción” [iv].

De dónde sale la ganancia de la migración en América Latina

La emigración “prevalece y presenta marcadas variaciones por subregión, destacándose el Caribe y Centroamérica por la alta proporción de emigrantes en relación al volumen de la población nativa (11,1% y 10,2%, respectivamente)”. México es el país con la mayor cantidad de nacionales residiendo en el exterior, “unos 12 millones de sus ciudadanos” que representan el “40% de la emigración total de América Latina y el Caribe. “Colombia y El Salvador le siguen en importancia cuantitativa” [v].

En Centroamérica, sólo Costa Rica y Panamá reportan saldos migratorios positivos. En 2015, El Caribe “registraba un total de 7.773.471 de sus ciudadanos viviendo en un territorio nacional diferente al de su nacimiento, en algunos casos en otro de la misma subregión. En contraste, los países y dependencias del Caribe contabilizaban dentro de sus habitantes 8 1.367.407 inmigrantes internacionales”. Esta emigración “es considerada alta al corresponder con casi 16% de las personas nativas del Caribe”, mientras que “la inmigración califica como media baja al contabilizarse 3.2% de habitantes nacidos fuera del país o dependencia donde residían” [vi].

La migración de América Latina es, sobre todo, una migración laboral. La protagonizan grupos sociales vulnerables, “como las mujeres y los jóvenes con un bajo nivel de educación”, que se “desempeñan en ocupaciones precarias”. La “masiva emigración laboral” de la región, es reflejo de las crisis económicas, sociales y políticas de las que buscan escapar en sus “países de origen”. Desde “hace ya varias décadas”, América Latina y El Caribe es una región de emigración. Sin embargo, “por diferentes motivos”, los últimos años “la emigración extrarregional se ha desacelerado y, en términos relativos, la migración intrarregional ha ganado relevancia” [vii].

Entre los cambios recientes del patrón migratorio, encontramos la conversión de algunos países tradicionalmente “receptores de migrantes”, en “fuente de migración”, como Brasil, Argentina y  Venezuela, debido a sus crisis económicas o a cambios en las expectativas de bienestar de la población [viii].

Quién se queda con la ganancia de los migrantes latinoamericanos y caribeños

Para México y los demás países de América Central, “Estados Unidos constituye por lejos, el principal país receptor” de sus emigrantes. “Hacia el año 2015, el 97% de los emigrantes mexicanos (12.1 millones) y el 78% de los centroamericanos (3.13 millones) residían en el país del norte” [ix].

Estados Unidos y Canadá aglutinan, además, el 77,5% de la población emigrada de países de El Caribe, mientras que “el mismo Caribe y los países continentales de su cuenca, albergaban 10,4%, de la que cerca de la mitad correspondía a los haitianos en República Dominicana, principal migración intrarregional”. Por su parte, las capitales europeas “de las antiguas o actuales colonias de la subregión constituía el tercer destino agregado y acogía 9.2% de los migrantes caribeños” [x].

La tendencia a largo plazo, es que Estados Unidos concentre más de 20 millones de personas provenientes de América Latina y El Caribe, a pesar de la “disminución de los flujos hacia este país”. Alrededor de 11 millones de personas “viven en los Estados Unidos en condiciones de migrantes indocumentados, de los cuales la gran mayoría provienen de nuestra región especialmente de México, aunque el número de personas sin documentación se estabilizó en los años recientes” [xi].

La cantidad de mexicanos registró “una disminución en la participación” en el “total de migrantes”, a partir de 2009. La Cepal estimó, a partir de “datos censales y laborales de Estados Unidos de América (EUA)”, que “la población hispánica documentada constituye la mayor minoría étnica” en ese país, un 17.3% de su población en 2014 que alcanzará a 25% en el año 2050. Los migrantes mexicanos “constituyen el mayor grupo”, 35 millones de personas que representan el “64% de los hispánicos”. Entre “los estados con números mayores de hispánicos”, se encuentran, California, Texas y Florida, donde reside el 70% de migrantes. La población de hispanos es “joven, puesto que 80%” tiene “menos de 50 años”.

En cuanto a su “perfil de empleo”, un 16.6% de los hispanos está ocupado “en el sector privado con alta representación en el sector de servicios. Sin embargo, tienen baja representación en servicios de alto ingreso y crecimiento alto, incluyendo los servicios profesionales y comerciales, salud y educación. Las remesas a ALC alcanzaron US$80 mil millones, con México

[i] Alicia Bárcena (30/08/2017). Intervención de Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la CEPAL, con ocasión de la Reunión regional latinoamericana y caribeña de expertas y expertos en migración internacional, preparatoria del pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular 30 de agosto de 2017. (Pág. 6).

[ii] Ibid., pág. 8.

[iii] Cepal (30/08/2017). CEPAL y OIM acogen reunión preparatoria del Pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular. Comunicado de Prensa.

[iv] Raúl Delgado‐Wise (2011). Elementos para replantear el debate sobre migración, desarrollo y derechos humanos. Presentación PPT / PDF.

[v] Ob., cit. Bárcena, pág. 6.

[vi] Ibid., pág. 7.

[vii] Cepal (Mayo, 2017). Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe. La inmigración laboral en América Latina. N° 16, pág. 5.

[viii] Cepal (Agosto, 2005). Lógica y paradoja: libre comercio, migración limitada. Memorias del Taller sobre Migración Internacional y Procesos de Integración y Cooperación Regional. Jorge Martínez Pizarro y María Fernanda Stang Alva. Santiago de Chile. Págs. 67 y 68.

[ix] Ob., cit. Bárcena, pág. 7.

[x] Ibid., pág. 8.

[xi] Ibid., pág. 9.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...