Select Page

Las curiosas maneras de recibir el año nuevo en algunos países

Las curiosas maneras de recibir el año nuevo en algunos países

(Caracas 30 de diciembre del 2017) El año nuevo da paso a tradiciones, festejos y ritos que le dan la bienvenida en todas las partes del mundo, y algunas son tan dispares, como asombrosas y originales. Cada uno de ellos puede tener una simbología especial relacionada con creencias y divinidades, religiones o culturas de cada país.

Acá en Punto de Corte te mostraremos 10 curiosas celebraciones de año nuevo de algunos países en el mundo.

Año Nuevo en Filipinas

La llegada del año nuevo en Filipinas hace que las mujeres del lugar se vistan con un atuendo muy especial, los vestidos de lunares. Curiosamente, los lunares cuentan con una simbología muy especial en este país ya que se cree que su forma circular similar al de una moneda atraerá la fortuna, además de la buena salud para el nuevo año.

Para que la superstición surta efecto, es importante que el vestido cuente al menos con un bolsillo, en el cual debe de haber un puñado de monedas. De este modo, las mujeres hacen sonar sus bolsillos con motivo de la llegada del nuevo año para atraer la suerte y el dinero.

Año Nuevo en Dinamarca

La forma en la que reciben los daneses el año nuevo es un tanto ruidosa e incluso peligrosa, y es que para ellos no hay nada mejor que deshacerse de los malos augurios y despedir al año viejo con la entrada de la puerta de casa llena de platos rotos.

Según los daneses, romper platos contra la pared de un amigo o familiar, al finalizar la cena tradicional de Nochevieja, no solo fortalecerá la relación, sino que es la mejor forma de expresar nuestros buenos deseos a las personas que queremos.

Además, en Dinamarca es también señal de buena suerte recibir el año nuevo saltando desde una silla a las 12 en punto. Así, creen que mantendrán a los malos espíritus alejados.

Año Nuevo en Escocia

El fuego en Escocia cobra una simbología muy especial con la llegada del año nuevo. El origen de muchas de sus tradiciones está en los antiguos ritos de sus antepasados, los vikingos, y hoy en día siguen presentes de forma muy cercana.

Así, los escoceses portan durante la celebración de año nuevo una antorcha con una cuerda, en cuyo extremo colocan una bola de fuego la cual ondean al cielo en representación del sol. De este modo, creen que atraerán la purificación del espíritu y la luz que transmite el fuego al año venidero.

La ciudad de Edimburgo es uno de los lugares en los que más arraigada está la tradición del fuego, conocida con el nombre de Hogmanay. El momento álgido de la celebración ocurre el día 29 de diciembre cuando las calles de la ciudad se llenan de gaiteros y ciudadanos portando antorchas.

Año Nuevo en Japon

Japón tiene una forma muy espiritual de recibir el año nuevo. Siguiendo la tradición budista, un total de 108 campanadas serán las responsables de alejar los 108 pecados terrenales que afectan al ser humano según esta filosofía, entre los cuales se encuentran la ira o el deseo. Pecados que según la tradición es necesario eliminar para poder recibir el año nuevo con el alma purificada. Así, cada uno de los templos budistas realizará este tañir de campanas con motivo de la llegada del año nuevo.

Además, para completar el ritual, es necesario envolverse en el humo del incienso encendido para la celebración, y rezar dando tres palmadas.

Año Nuevo en Irlanda

En Irlanda, la llegada del nuevo año está muy vinculada al amor. A los irlandeses les encanta adornar sus casas con ramitas de muérdago. Las chicas solteras incluso utilizan una pequeña ramita de esta planta para colocarla bajo la almohada en la víspera de año nuevo, ya que de este modo esperan encontrar al amor de su vida.

Por otro lado, los irlandeses acostumbran a golpear todos los muros y las puertas de las casas con una barra de pan, pues de esta forma esperan atraer la buena suerte, y supone una especie de ritual que protegerá a la casa para que no les falte el pan y los alimentos durante el año

Año Nuevo en Italia

Italia es uno de los países con mayor número de tradiciones en lo que a la llegada del año nuevo se refiere. Una de las más conocidas es la costumbre de comer lentejas para celebrar el nuevo año como símbolo de buena suerte y prosperidad.

Sin embargo, una de las costumbres más llamativas de Italia, especialmente de algunas de sus ciudades más importantes como Sicilia y Nápoles, es la de lanzar los muebles y todo tipo de objetos tales como platos o vasos viejos por la ventana. De este modo se liberan de todo lo malo que les ha acontecido durante el año viejo, y se preparan para recibir solo cosas buenas del año nuevo.

Año Nuevo en Brasil

En Brasil, la celebración de la llegada del nuevo año se realiza en torno al mar, siendo el agua el principal protagonista de los rituales que se llevan a cabo. Cuando llegan las 12 de la noche los brasileños vestidos de blanco (para la buena suerte) se disponen a saltar sobre las olas de la playa durante siete veces seguidas con el fin de atraer la buena suerte. Esta tradición se realiza en honor a Iemanjá, diosa de los océanos, una deidad de origen africano muy venerada en Brasil.

Otra de las tradiciones es la de dejar en la orilla del mar diversas ofrendas para Iemanjá, como flores y velas. Se dice que si las ofrendas son arrastradas mar adentro, vendrá un año cargado de buenas noticias, en cambio si se quedan en la arena quizá no tendremos la suerte que esperamos.

Año Nuevo en China

Una de las celebraciones más conocidas del año nuevo es la que se realiza en China, una tradición que cuenta con más de 3.000 años de antigüedad. Sin embargo, a diferencia del resto de países, en China el año nuevo se rige en función de los ciclos y de las fases de la luna, por lo que no existe una fecha exacta sino que esta va variando cada año.

Las lámparas y los faroles inundan las calles, las cuales se adornan predominando el color rojo, el cual simboliza la protección y la buena suerte. Los chinos celebran alegremente la llegada del nuevo año con numerosos desfiles en los que exhiben a uno de sus símbolos más preciados, el dragón.

Año Nuevo en Egipto

La festividad del nuevo año en Egipto es una de las más especiales y originales del mundo. La víspera de la llegada del año venidero reúne a los ciudadanos en la mezquita de Muhammad Alí, sobre una colina de El Cairo, para observar la luna y esperar la llegada del año que comenzará.

Cuando el líder religioso, el Gran Mufti, declara la llegada del nuevo año, todos se felicitan y el ambiente festivo estalla en las calles, acudiendo las personas con sus familias para celebrarlo. Todos reciben dulces y las mujeres, acostumbradas a vestir a diario de negro, sacan sus vestidos de vistosos colores para dar la bienvenida a un nuevo año.

Los antiguos egipcios esperaban la salida de Sothis (el astro más brillante del firmamento) para festejar el nuevo año, el cual coincidía con la crecida del Nilo, símbolo del inicio de las cosechas.

Año Nuevo en la India

En la India la llegada del nuevo año (el año nuevo hindú para ellos), conocido con el nombre de Diwali, está lleno de luz y de color. El ritual con el que acostumbran a celebrar tan feliz acontecimiento es conocido con el nombre de Rangoli, y se estima que cuenta con más de 5.000 años de antigüedad. Se celebra en función de la luna nueva del mes de Kartika hindú.

El Rangoli se basa en la creación de diferentes figuras y dibujos, los cuales se rellenan con polvo de diferentes colores, creando un juego de tonalidades de lo más festivo y alegre. En el centro de estos dibujos se colocan lámparas de aceite para iluminarlos.

La llegada del nuevo año simboliza además la victoria del bien y de la luz sobre el mal y la oscuridad. Es el momento de reconciliarse con los enemigos, de renovar las casas, pintarlas y limpiarlas, comprar ropa, orar y llenar el cielo de fuegos de mil colores.

Información de Tootay

Vea esta y otras notas de entretenimiento en Punto de Corte

 

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones