Caracas, 13 de marzo de 2018/.- La posible erupción submarina del volcán Kick’em Jenny llevó a la Organización Nacional de Salvamento y Seguridad marítima de los espacios acuáticos (Onsa) a declarar este martes una alerta preventiva (naranja) en las costas del oriente venezolano en prevención de un tsunami.

El Kick’em Jenny está ubicado al norte de la isla de Granada, en el Mar Caribe. Se encuentra a 848 kilómetros de Venezuela y a 200 metros de profundidad. Ha entrado en erupción 14 veces desde su descubrimiento en 1939, sin generar algún tsunami.

En julio de ese año se registró la mayor erupción de este volcán submarino. En esa oportunidad arrojó una nube de gases y cenizas que se elevó a 275 metros sobre la superficie y esto generó un oleaje de hasta 2 metros de altura.

El reporte de alta actividad volcánica del Kick’em Jenny  por parte del Centro de Investigación Sísmica de las Indias Occidentales llevó a la recomendación de la declaración de estado de alarma en las circunscripciones acuáticas y zonas costeras de Pampatar, Cumaná (Puerto Sucre) y Carúpano. La alarma naranja se extiende a otras islas del Caribe, como Santa Lucía y Trinidad.

El comunicado de Onsa indica que se estableció un área de exclusión y resguardo “debido a la pérdida de densidad del agua que pudiera presentarse en el área, en caso de burbujeo u otro tipo de actividad propia de los volcanes submarinos”.

“Se exhorta a la comunidad relacionada con los espacios acuáticos, a mantenerse atentos a los avisos que puedan emitir las autoridades competentes”, agrega el comunicado. “Cualquier situación atípica que se observe en los espacios acuáticos derivados de esta situación, podrá ser reportada a través de la Red de Emergencia Marítima de la ONSA, a los fines de realizar las consideraciones pertinentes, en apoyo a las autoridades”.

 

Lea también en Punto de Corte: SE REGISTRA UN SISMO DE MAGNITUD 8.2 EN ALASKA: ALERTA DE TSUNAMI