La candidata a la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, asumió una postura controversial en el marco de una profunda crisis de desabastecimiento de alimentos y comida, producto de la decisión del gobierno de destinar las divisas del ingreso petrolero en el pago de una deuda externa impagable en los términos hoy planteados. La candidata  afirmó este martes que defenderán la llamada “revolución” de Nicolás Maduro, pese a “morirse de hambre”.

“Ese chantaje, como dijo el compañero, acá no pasará. Nos moriremos de hambre, pero aquí estaremos defendiendo la patria. Como bien se dice: cuando el clarín de la patria llama hasta el llanto de la madre calla”, expresó la ex canciller desde la capital del país.

¿Cumplirá su palabra?