El activista por los DDHH, Jo D’Elia celebró el cruce de datos económicos con los sociales y lo catalogó cómo poco usual pero muy importante.

 

(Caracas, 20 de octubre de 2017)-. Durante el Foro Escenarios en Crisis celebrado el 05 de octubre de 2017, el activista por los derechos humanos, Jo D’Elia ofreció su aporte al evento organizado por la ONG PROVEA y el Movimiento por la Democracia y la Inclusión.

El inicio de su presentación fue desde la óptica de los derechos humanos principalmente el derecho a la salud compartiendo datos proporcionados por PROVEA (Disponibles en línea, haga click aquí),con respecto a ese tema.

Sala de emergencias. Cortesía Sumarium

Sala de emergencias. Cortesía Sumarium

D’Elia destacó la obligación contraída a través de pactos internacionales en garantizar la disponibilidad de medicinas esenciales y servicios de atención médica a toda la población de manera universal y equitativa. Aseveró que las deficiencias no se tratan de hace meses o de este período político, sino de hace poco mas de 10 años.

Recordó que el sistema público sanitario conquistado en 1999 constaba con la mayor disponibilidad de servicios y oferta en Venezuela sobre el sector privado, lo que representaba una ventaja sobre otros países latinoamericanos.

Puntualizó que esa ventaja no fue atendida en el sentido de infraestructura, inequidad,  desfinanciamiento y se afectoó por una fragmentación institucional. En este sentido, indicó que a pesar que el Ministerio del Poder Popular para la Salud por funcionamiento y reglamento debería ser quien tenga políticas rectoras pero «no es cierto que el ministerio tenga control o coordine las políticas del sector salud en Venezuela«.

Pacientes exigiendo cirugías. Cortesía Diario Contraste

Pacientes exigiendo cirugías. Cortesía Diario Contraste

Afirmó que no existe coordinación ni comunicación entre Ministerio de salud y Seguro Social. aseguró que la política vinculada a la creación de instituciones paralelas al ministerio sin autoridad sobre ellas, como la misión Barrio Adentro ha contribuido con la fragmentación institucional.

De esta manera, asegura que el desabasecimiento de medicinas e insumos médicos ha sido prolongado y se ubica en 90%. Jo D’Elia suma que cerca de 4 millones de pacientes crónicos no ha tenido acceso a medicinas por más de 1 año, cómo consecuencia directa de la prolongación de la escasez.

"No hay". Cortesía La Crónica

«No hay». Cortesía La Crónica

Mencionó que el efecto de los estados de excepción ha sido profundizado el control militar y partidista en los procesos de compra, almacenamiento y distribución de insumos y medicamentos. «No hay autoridad sanitaria que dicte pauta, sino estructuras ajenas al tema de salud que actúan por separado». En este sentido, aseveró que los hospitales se han convertido en locaciones «Cauitvas» dónde no se puede hablar, lo que dificulta conocer de primera mano el estatus de los servicios y la atención al público.

Disfrute del contenido exclusivo de nuestro canal de Youtube. ¡Dale Play!