Select Page

(Opinión) Dependencia, realismo y política. Por Tony Rivera Chávez

(Opinión) Dependencia, realismo y política. Por Tony Rivera Chávez

Caracas, 12 de septiembre de 2018.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1 

Al establecerse Venezuela como aliado Capitalista, del Socialismo (a la cubana), (reconocido factor negativo en este proceso), hizo un pacto donde el conquistador-colonizador no solo exploto sus riquezas con un “interés emocional” carente de racionalidad económica como suele ocurrir en este tipo de relación donde el dominado aspira  y cree que todo cuanto ocurre va en su beneficio  y que al final “la ganancia” le reportara privilegios de toda índole  como quien compra una franquicia.

Desde el inicio de este trajinar donde el difunto Fidel Castro  impulso este proceso (nada científico) solo para abrir brechas favorables en la América Latina el sistema político económico cubano  usando para tal fin las riquezas  nacionales (Patrimonio) y la inexperiencia del Sr. Chávez, era viable para cualquier observador medianamente conocedor de la historia darse cuenta de que este camino nos llevaría a un desastre. En lo particular alerte en artículos de opinión sobre la reacción previsible de la “derecha” que estos neófitos económicos trataban de engatusar  con la creación de sistemas de integración marginales o de bancos  contando con los dólares del petroleo venezolano sin tomar precauciones en cuanto ahorro,inversión y tiempo.

El tema era claro. Usando el método  cubano de infiltración (no tienen recursos para otra cosa) pensaron que desde los negocios y la corrupción podían ganarse  la voluntad  de ciertos  sectores productivos para su revolución continental. Mal calculo. Fueron tontos inútiles ante el realismo del capitalismo que busca acumular capital y si lo logra, sonríe. Esto confundió  a la clase política-cubana-venezolana que grito: ¡Alerta! ¡Alerta! que camina la espada de Bolívar por América Latina cuando en la práctica los caminantes eran los dólares administrados por los cubiches. La conquista les prometió mucho pero fue un fracaso total.

Hasta monedas (el Sucre) se idearon siguiendo la escuela del socialismo soviético y sus Comités de Colaboración (rublo convertible), buscando copiar otros mecanismos de apoyo y financiamiento a otros países en una “generosidad”sin pensar en las necesidades del pueblo  al cual desde las Misiones les consolidaron su condición de pobreza mientras una oligarquía militar cívica se hacia de la mejor de las Misiones, la del Barrio Afuera, que hasta ha servido para instalarse  algunos corruptos  en USA, Europa y en otros paraísos del Primer Mundo. (Mi opinión señalando estas cosas  me valió el trato de “burlista” y hasta me restringieron el acceso a ciertas publicaciones).

Muertos los precursores del Modelo expansionista dejaron  ciertas ideas a seguir  en el tapete como es lo de reconocer como lideres del mundo  a todos los gobiernos de carácter totalitario con características y aprontes Imperiales  como China, Rusia, Turquía e Irán para derrotar al Imperialismo Norteamericano que sigue un esquema liberal no acorde al tipo de gobiernos en cuestión.

El resultado de todo este sistema ejecutado desde la burocracia parece ser un modelo mercantilista pre-capitalista donde todo está en función monetaria y desde donde el dólar es  el objetivo por lo que los buenos comerciantes al poseerlo se sienten dueños de su propia estabilidad. No hay rastros algunos de Industrialización, crecimiento económico, ni bienestar social para el pueblo.

El rumbo a seguir se muestra errático y sin bases firmes, buscando crear desde el azar  una salida que justifique la viabilidad rentable  para la Nación, del Socialismo del siglo XXI ,a la vez que asesorados por ciertos elementos y laboratorios  donde el hombre común, trabajador, no parece ser el objetivo del sistema. Se crean monedas, se buscan inversionistas, se vende todo pero no hay resultados positivos en el presente necesario donde se desarrolla la vida, en el día a día.

Todo se transa a futuro. Esperanzas sin futuro. Hasta hablan de la libre convertibilidad de la moneda lo cual se traduce en poder comprar y vender dólares sin obstáculos en el mercado cambiario pero esto no pasa de ser otro engaño de los prestidigitadores porque ni hay dólares en las arcas ni nadie va a venir  a poner sus dólares a cambio de bolívares  en una desordenada economía donde no se sabe ni siquiera cuanto sera lo necesario para cubrir los costos salariales en un Proyecto  cuando cada dos meses cambia  la escala salarial y todo apunta al dominio de la Hiper Inflación en el mercado. Pareciera por otra parte  que los enemigos del sistema monetario norteamericano promueven la dolarización  tratando a su vez de vender desde su marginalidad oro y Petros en una especie de agarrar aunque sea fallo.

A estas alturas del socialismo del siglo XXI (eufemismo del socialismo cubano) ya nadie mete la mano  en la trampa jaula y por el contrario la consigna mundial salvo escasas excepciones es ¡Fuera Maduro! porque en termino muy criollos ,”Ni lava ni presta la batea”. Quizás ocurra esto por ser un títere de la Dictadura cubana.

Amanecerá y veremos,dijo un ciego.

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com 

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


               Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte                                    Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones