Caracas, 24 de abril de 2018/-. Funcionarios del Sebin detuvieron este martes al presidente de la Cámara Municipal de Maracaibo, estado Zulia, Carlos Armijo, mientras denunciaba fallas en el servicio eléctrico frente a la sede de Corpoelec.

Durante la aprehensión, los funcionarios también privaron de libertad al jefe de prensa del Consejo Municipal, Leonel Reyes, junto a varios dirigentes de UNT. 

Aunado a ello, las periodistas Dayana Fernández y Érika Gutiérrez, ambas del partido opositor Primero Justicia, fueron golpeadas y retenidas por funcionarios de la Policía Regional del Zulia.

Minutos después las comunicadoras sociales fueron liberadas. Acto seguido, los funcionarios devolvieron los teléfonos.

Junto a las profesionales de la comunicación, también retuvieron trabajadores de un restaurante de comida que reclamaban frente a la residencia oficial del Gobernador, Omar Prieto, su derecho al trabajo.

“No hemos podido trabajar por los apagones”, denunciaron. 

Las manifestaciones en la sede de Corpoelec surgen tras cumplirse unas 72 horas sin electricidad en el Zulia, lo que ha despertado el malestar de la ciudadanía.

De acuerdo con usuarios en Twitter, marabinos mantienen bloqueadas diversas calles, quemaron escombros e hicieron cacerolazos para expresar su molestia.

Sin embargo, el gobernador del estado Omar Prieto aseguró este martes que ya el servicio fue recuperado en un 90 por ciento, luego que la lluvias afectaran el buen funcionamiento y que una persona tratara de robar un cable de la subestación La Polar.

Ante ello, el partido opositor Un Nuevo Tiempo (UNT) convocó a dos manifestaciones para las próximas horas, iniciando la mañana de este martes con una concentración frente a la sede en Maracaibo de Corpoelec y la noche del miércoles con un «cacerolazo».