(Caracas, 09 de agosto de 2017 / Fuente: Diario Tal Cual) El presidente de la Fundación Socialista de Integración del Sur, (Fundisur), Giovanni Urbaneja, fue arrestado la mañana de este miércoles 9 de agosto por funcionarios de la Policía del Estado (Polianzoátegui).

Urbaneja, exdirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), iba junto a su esposa, Lesli Martínez, en un autobús cuando la unidad fue interceptada por una patrulla y los funcionarios bajaron a Urbaneja, alegando que en su contra había una orden de captura.

El hecho se registró a las 11:00 am entre la Avenida Intercomunal y Fernández Padilla, a la altura de Placa Centro, donde está un punto de la Guardia Nacional (GN). Urbaneja fue llevado al comando policial en Guanipa, donde permanece retenido.

Su esposa contó a El Pitazo que ellos estaban en el Palacio de Justicia y salieron a tomarse un café en la panadería Rahme, donde estaban el fiscal de Ambiente, Camilo Alcalá, y el fiscal Cuarto, Cristal Medina.

“Presumo que ellos llamaron a la policía y cuando nos montamos en el autobús dijeron que detuvieran a Giovanni”, dijo Martínez.

La mujer estima que su esposo fue detenido por las constantes denuncias que ha formulado en contra de funcionarios públicos y de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

El pasado 3 de agosto, Urbaneja denunció desde La Defensoría del Pueblo que tenía una orden captura en su contra que había sido emitida por la juez de control II y coordinadora del Circuito Judicial Penal de El Tigre, Lilian Pérez Pino, por solicitar públicamente que se investiguen los delitos de corrupción y sobornos en los que supuestamente está implicada Pérez.

En ese momento, el dirigente acudió a la Defensoría con el fin de resguardarse y solicitar a los defensores que indagaran sobre la orden de captura que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) tenía en su contra.

Giovanni Urbaneja, quien fue diputado del Consejo Legislativo Regional, denunció a principios de año diversos hechos de corrupción dentro de la industria petrolera, en los que señaló al entonces presidente ejecutivo de la Faja Petrolífera, Pedro León.

Además, en el tribunal reposaban denuncias en su contra por parte de la primera dama de Guanipa, Ana Rosa de Martínez, y por parte de funcionarios públicos.