Caracas, 13 de diciembre de 2018/.- «Nos torturarían, nos violarían todos los derechos, que de por sí, ya nos los han violado», dice Claudia Díaz Guillén, ex tesorera venezolana en entrevista con BBC Mundo al ser preguntada sobre qué cree que le ocurriría si es extraditada a Venezuela.

En octubre la Audiencia Nacional de España dio luz verde a su extradición, a petición de las autoridades venezolanas. Su defensa recurrió la decisión alegando que su entrega pone en «grave riesgo su vida».

Díaz Guillén era militar y en 2001 se incorporó a la Guardia de Honor del presidente fallecido, Hugo Chávez Frías.

Se desliga «completamente de las funciones de enfermería» en 2011 y pasa a ser nombrada responsable de la Oficina Nacional del Tesoro, cargo que ejerció durante dos años, al igual que el de secretaria ejecutiva del Fondo para el Desarrollo Nacional (FONDEN).

«En la última etapa de su enfermedad es cuando el ministro (Jorge Giordani) y yo nos vemos sometidos a unas fuertes presiones por parte del alto gobierno, que en ese momento Chávez no lo podía ejercer directamente, ya en los últimos meses de su enfermedad, en los últimos meses de 2012. Y es cuando comenzamos a recibir unas instrucciones totalmente ajenas a la ley, y el ministro y yo nos negamos rotundamente», dice la exenfermera.

Díaz Guillén rechaza dar los nombres de las personas que emitieron esas instrucciones «ajenas a la ley», porque dice que está sometida a un proceso de extradición y que teme por su vida. Se limita a decir que fueron «altos funcionarios».

«Una vez que muere Chávez -el 5 de marzo de 2013- se intensifican las instrucciones ajenas a la ley hacia el ministro y hacia mí, y nosotros, rotundamente, decimos que no, que no vamos a alinearnos a esas peticiones», reitera

Pero las objeciones en contra de Díaz Guillén y su gestión empezaron cuando el nombre de su marido aparece en los llamados «papeles de Panamá», en abril de 2016. Ese mismo año, Díaz Guillén y su familia se trasladaron a España, donde residen actualmente.

En ese momento, el Ministerio Público venezolano abrió una investigación y emitió una orden de detención internacional contra el matrimonio por enriquecimiento ilícito.

«Mi marido decide crear esas sociedades en Panamá para preservar el patrimonio y por las diferentes fluctuaciones cambiarias. Él tenía una empresa en Venezuela, y esa empresa tenía contrataciones nacionales e internacionales y por ese motivo se vio obligado a crear una empresa en Panamá», responde.

«Nuestro patrimonio viene de que mi esposo ha sido un empresario desde mucho antes de yo conocerlo, un empresario que ha tenido éxito», dice.

Lea la entrevista completa en BBC


Coinbase donará $10.000 en criptomonedas para venezolanos en Santa Elena de Uairén

Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram