Caracas, 5 de octubre de 2018. Diplomáticos venezolanos que pertenecen a la nómina del Ministerio de Relaciones Exteriores, llevan seis meses sin percibir el pago de sus salarios. Esta problemática viene ocurriendo desde hace dos años.

Así lo denunció una funcionaria que trabaja en una sede diplomática de Venezuela en Estados Unidos, quien prefirió mantenerse en anonimato y explicó que esta situación ha “provocado inestabilidad, descontento y renuncias masivas”.

En exclusiva para El Estímulo, la diplomática precisó que tiene 20 años trabajando para la Cancillería venezolana y tres en el servicio exterior.

El retraso de la cancelación de los salarios se ha ido intensificando mucho antes de las sanciones financiera impuestas por el gobierno norteamericano contra el Ejecutivo venezolano, por lo que rechaza que las autoridades se justifiquen con ello.

“A los trabajadores del servicio exterior se le paga a fin de mes, dependiendo del escalafón. Un trabajador del servicio exterior puede ganar entre 3.000 a 5.000 dólares. La mayoría de trabajadores no reciben su pago desde marzo. Ya para enero de 2018 tenían un retraso de cuatro meses”, reseñó El Estímulo.

La funcionaria recalcó que el único momento en que les cancelaron sus salarios “al día” fue en la gestión de Samuel Moncada en junio de 2017, pero solo duró en su cargo dos meses. La nómina del Ministerio de Relaciones Exteriores al mes de julio, contaba con 696 venezolanos laborando en el servicio exterior.

Los trabajadores ante esta situación han tenido que recurrir a “matar tigres” para poder costearse sus necesidades. Esta práctica es ilegal, debido a que solo tienen permiso de trabajo en una sede diplomática.

“Cuidar niños, perros, ancianos, limpiar casas. Utilizar el carro para hacer traslados, vender ropa en tiendas de segunda mano y alquilar un sofá, un cuarto o la casa completa es parte de lo que tienen que hacer muchos venezolanos a los que el Estado ha dejado desasistidos”, indicó la funcionaria, transcribe la nota.

Muchos de los trabajadores han sido desalojados de los inmuebles donde vivían alquilados, incluso, en varios países, el personal venezolano se encuentra durmiendo en las sedes diplomáticas.

Lea también: Alberto Fujimori: “Si regreso a prisión mi corazón no lo va a soportar”


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram