Select Page

Disfrute al “Carota, Ñema y Tajá” con “500 años de latigazos”, en Video

Disfrute al “Carota, Ñema y Tajá” con “500 años de latigazos”, en Video

Cuentan que en la inauguración de los Juegos Bolivarianos de 1981 celebrados en Barquisimeto, al que asistió el presidente Luis Herrera Campins (1989-1984), el presentador del evento anunció al siguiente grupo musical como “Caraota, Huevo y Tajada”. Una persona lo corrigió, recalcando que su nombre correcto era “Carota, Ñema y Tajá”. De inmediato el Presidente exclamó: ¡suena feo pero sabe sabroso! Igual dicen que ocurrió con el famoso animador Gilberto Correa, en un Sábado Sensacional realizado desde la tierra crepuscular en los mismos años ochenta.

“Carota, Ñema y Tajá”, ya tiene 46 años. Nació el 3 de marzo de 1981. Mendoza, junto con Adelis Freitez (guitarra) y Luis Hernández (maracas) fundaron el grupo, conformado por Ramón Agüero y Omar Carrizales (cuatro). Acompañados también por Lino Sánchez en el bajo, participaron en el primer concierto del Sistema Nacional de Culturas Populares (SNCP), en Mérida y El Vigía.

El origen del nombre tiene una historia singular, que reseñó el Correo del Orinoco en 2011. Adelis Freitez recuerda que en el año 1981, se programó un carnaval cultural en un barrio de Barquisimeto, pero los artistas no llegaron a tiempo. “Me llamaron a mí y otros compañeros y nos dijeron: Inventen algo para sacar la noche adelante. Cada quien hacia música por su lado: yo tocaba salsa y gaita, Cristóbal Mendoza rock y Luis música veguera, del llano”.

Cuando estaban en la tarima, el locutor preguntó cómo se llamaban. Ninguno supo responder, así que “alguien dijo: Carota, Ñema y Tajá. La idea no era hacer un grupo. Al terminar el concierto nos preguntamos: ¿Por qué no nos enseriamos?”, relató.

Más que un menú, “es una expresión cultural”, explicó Mendoza, pues en Lara no se dice caraota sino “carota”, al huevo se le llama “ñema” y a la tajada, “tajá”.

“Como había una discusión por el nombre, porque nos criticaban que era feo, le llevé el nombre a mi papá, quien era poeta, y me dijo: ‘Me parece interesante, porque tres héroes larenses, Pedro León Torres, Jacinto Lara y Florencio Jiménez, en la campaña del Sur tenían santo y seña de lucha con nombres así, por ejemplo, queso y rayadura de papelón’. A él le pareció interesante que retomáramos eso para mostrar resistencia cultural”, contó el percusionista.

Este patrimonio musical larense y de Venezuela, cuenta con 15 discos grabados. Algunas de sus piezas más populares han sido El Espanto, Los Dos Gavilanes, El Cardenalito, El Gran Saqueo, El Golpe Que Tú Chaves, Por La Paz, Si No Fuera Por La Gaita y 500 Latigazos. Entre los más recientes se encuentra Del Pueblo Traigo La Voz, Mi Gente Cubireña, De Donde Sale El Cocuy y muchos más.

Hoy, 12 de octubre, Día de la Resistencia Indígena, antes Día de la Raza y del descubrimiento, traemos  para el disfrute de nuestros lectores, la pieza “500 latigazos” de “Carota, Ñema y Tajá”. 

Vea toda la sección de entretenimiento de Punto de Corte

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Tweets Recientes