Caracas, 25 de abril de 2018/-.

Por: Tony Rivera Chávez*

Observando el basural  del paisaje  el también conocido como Pensionado Heroico añade a este momento el recuerdo de una larga historia de “desechos ideológicos” que afean no ya las calles sino a los políticos que convierten al ciudadano en presa fácil de los engaños lanzados hacia el sensible receptor  al saberlo rico en necesidades lo cual le abre el camino  al malvado oferente para atapusarlo de promesas  para obtener esa “plusvalía emotiva” que se traduce en VOTO casi obligado para tapar con engaños sus padeceres.

En realidad lo educan para el Don de la obediencia. Un Cristo eterno crucificado en cuentos de libertad y progreso, cargando morrales de esperanzas que pesan siglos. Programas electorales que van y vienen. Cuentos de cuartel unos  y académicos otros. Espero una eternidad por la “izquierda” en el Poder para aligerar sus cargas y el resultado es desastroso. Mas de lo mismo por los mismos, vestidos de benefactores del trabajo para concluir agotado por el carnaval de burócratas disfrazados de revolucionarios.

Engañado nuevamente se debate entre derechistas o farsantes mal ubicados. Ayer, los conservadores capitalistas le daban comodidad y abundancia (de cuando en vez) con una marginalidad excluida del enclave progresista (desarrollo en el subdesarrollo) pero al final el pendejo podía traspasar la barrera y coronarse como consumidor, clase media, pequeño burgués.

Algo es algo. Llegada la revolución y desaparecida la pretencion “burguesa” de superarse a el pendejo no solo le niegan esa autonomía sino que le limitan los poco privilegios a una caja de alimentos cada mes,la cual a veces no le llega a todos los pobres porque ahora tu condición   de marginal es capricho de un burócrata. Se depende de un carnet (no se sabe de que Patria) o de estar enchufado al sistema totalitario (¡Tanto nadar para llegar a la orilla¡).

Así desde el ventanal de la indignación se desplazan ante mis lastimados ojos, otros pensionados heroicos, en una madrugada de ruidos de pies, arrastrando cadenas de honestidad hacia las puertas del comercio distribuidor de alimentos y “comprar” algo porque sin duda aun recibiendo la tal caja CLAP  el déficit gastronómico es critico. ¡Vaya Socialismo¡ y su paredón gastronómico sustituto del “coco” en este siglo cibernetico.

La miseria material se complementa con espíritus aterrorizados porque las masacres no cesan. Son parte de la vacuna necesaria para que los burochorocratas se hagan mas fuertes y si se busca la perpetuidad en el Poder nada mejor que dispararle a los pendejos. Total sobran en este proceso de reducción del Consumo Privado y aumento del Presupuesto Militar. Bueno, recordar, que luego del triunfo mantuano en Carabobo nunca el pueblo a volado con sueños propios y sigue en la choza pidiendo libertad.

Ahora con la hoz y el martillo guindados de la lengua sin derecho a pataleo debe callar. Este nuevo cuento cuartelario nos llego con el colorin colorado de un mundo feliz para el operario y se convirtió al poco tiempo  en represión,hambre y corrupción. Historia repetida. Síntesis cruel. Ahora en un tiempo electoral caen recuerdos y surgen aquellos demagogos que “ofrecían puentes para luego construir ríos” pero ahora ni eso porque las ofertas de truculencias son continuas  y de obligada aceptación para no perder la cajita con nutrientes.

El elegido ya ganador se pavonea desde la tarima y su mano se eleva triunfante para golpear competidores  vencidos de antemano. El timonel escogido por el circulo vicioso del burocratismo, ni licencia tiene para sacarnos del foso cuando ni nacional es  y así sin Moral y Sin Luces a la pura Fuerza Armada no parece llevarnos a un mar de felicidad sino a un charco pestilente  de problemas y violencias.

Todo esto envuelto para la estructuración de un Modelo Burocrático Dictatorial cuyo lazo es la bandera de un País ajeno a nuestras tradiciones,hábitos y costumbres también conocido como Plan de la Patria reconocido, aprobado y refrendado  desde el centralismo burocrático en el palacio de la burocracia cubano venezolana donde el pueblo es siempre mirón de palo y siempre le suman “la cochina” sin estar participando. Al final de esta quimera nos amarramos a la dependencia de otros Imperios sin zafarnos del gringo para seguir hacia la paz de los sepulcros.

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com  / guaripeterojo@outlook.com 

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí