Select Page

Drástica caída de la disponibilidad alimentaria en Venezuela

Drástica caída de la disponibilidad alimentaria en Venezuela

La actual crisis social que aqueja a la sociedad venezolana en uno de sus aspectos más graves, referido a la posibilidad de una familia promedio de poder comprar alimentos suficientes para subsistir durante un mes, se hace cada vez más patente. Especial comportamiento se evidencia en los meses de agosto a septiembre, y muy probablemente arrope al último trimestre del año 2017, como uno de los más dramáticos desde el punto de vista de la disponibilidad alimentaria con respecto al salario mínimo integral.

Según el CENDA (Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores) la variación intermensual registrada en el mes de agosto con respecto al mes de julio fue de 39%, uno de los incrementos más altos registrados en los últimos 20 años.

Nominalmente:

  • En agosto una familia debió disponer Bs. 372.941, 89 más que el mes anterior para poder comer, monto que remonta con mucho la diferencia en la variación que se había venido registrando desde comienzos del 2017.
  • A pesar de este panorama ya bastante difícil para el promedio de los venezolanos, en el mes de septiembre la situación se incrementó considerablemente, ya que el precio de la canasta alimentaria familiar se ubicó en Bs. 2.681.464, 22, significando un aumento de Bs. 668.907,67 en comparación con el mes anterior.

Oscar Meza, Presidente de la organización, en declaración ofrecida a El Nacional, indicó que

“Si estamos estimando 3 millones y medio para el mes de octubre, aproximadamente una estimación, repito, cualquier otro salto puede ubicarlo perfectamente sobre los 4 millones, sobre lo cual tendríamos estimación para la canasta alimentaria que son 58 productos, perfectamente puede  ubicarse entre 5 y 6 millones de bolívares. Esa sería la proyección inmediata” resaltó Meza.

En contraste con esto, un estudio reciente publicado por CECODAP denominado Efecto de la crisis económica y política en niños, niñas y adolescentes en el Área Metropolitana de Caracas, de diciembre de 2016 y que contó con información recogida en 1.099 hogares se puede apreciar que “las dificultades para la adquisición de alimentos es una problemática que realmente está teniendo consecuencias y generando preocupación en el 66,7% de los hogares pues no disponen de suficiente comida para todos los días”, cortesía Revista SIC 793/abril 2017.

Si sumamos el comportamiento exponencial del costo de la canasta alimentaria familiar para el último trimestre de 2017, tal como revela la estadística de CENDA, vale preguntarse su impacto inmediato sobre las familias venezolanas y el destino de su capacidad para abastecerse de al menos una comida al día, con consecuencias importantes sobre su ingesta calórica y el acceso al derecho a la alimentación.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...