Select Page

Hacia una concepción de derechos humanos en el ámbito educativo

Hacia una concepción de derechos humanos en el ámbito educativo

Por: Carmen Sulay Rojas

La administración educativa y la educación de los derechos humanos articula la defensa de una escuela en el marco de una educación de calidad, que sea capaz de garantizar la justicia social de las distintas personas que forman parte de un instituto educativo, en donde se hace ineludible la formación de los docentes en el ejercicio de los derechos por y hacia la ciudadanía.

En tal sentido, desde el ámbito educativo, ambos se complementan, es decir, la administración educativa y los derechos humanos no pueden coexistir aisladamente, porque el éxito en el proceso educativo solo será posible gracias a la dignificación del ser humano. Los docentes deben garantizar una administración educativa innovadora, creativa, e investigativa en valores humanos, que sea capaz de atender que el proceso educativo involucre la tarea pedagógica fundamentada en el enfoque de la educación en los derechos humanos.

Las actividades de administración son tareas fundamentales que realiza todo grupo humano organizado, las cuales hace de una forma natural, verbigracia se ejecutan conscientemente por el aprendizaje adquirido, a través de los procesos de formación y construcción de nuevos conocimientos. Para la comprensión de la administración existe una variedad de definiciones, que han surgido y cambiado a través del tiempo, según los avances científicos y tecnológicos.

Al mismo tiempo, la crisis en que se debate la sociedad, y por ende, el sistema educativo no debe continuar eludiendo los conflictos. Estos hay que verlos como oportunidades para generar estrategias de solución, a través de las medidas alternas de resolución de conflictos, producto de la mediación y conciliación que adoptan los integrantes de la comunidad educativa, lo que significa que al abordar las disputas, diferencias o discrepancias, con los integrantes de la sociedad y del proceso educativo, permitirá tener la posibilidad de garantizar más compromiso, participación en el desarrollo y mejora institucional.

Por ello, nuestra educación requiere la adopción de un enfoque basado en los derechos humanos asegurando que todos los componentes y procesos educativos, incluidos los planes de estudios, los materiales didácticos, los métodos pedagógicos y la capacitación, conduzcan al aprendizaje y respeto de esos derechos en todos los miembros de la comunidad educativa, y la práctica de una ciudadanía activa dentro del resto de la sociedad.

La educación para los derechos humanos no debería ser una asignatura más del contenido escolar, sino una dimensión transversal del mismo, que impregne el currículum de cualquier materia. Unesco (1994) apunta que los derechos no pueden quedar en meros enunciados teóricos o de principios, sino que han de ser valores que cada ser humano tiene que encarnar y hacer propios; o sea, deben ser vivencias que acompañen al sujeto, la escuela y la institución educativa en todo instante, y no un tema que se imparta en clases o como parte de enseñanzas circunstanciales.

Para llegar hacia una concepción de derechos humanos en el ámbito educativo, implica que el enfoque de derechos humanos se transforma en un marco potencial de las políticas educativas. En otras palabras, estamos en presencia de un oxímoron en la toma de decisiones pedagógicas.

Contacto:

carmensulayrojas@gmail.com

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...