Caracas, 05 de febrero de 2019.- Los deportistas venezolanos en España, viven en una constante incertidumbre. Esto se debe a que parte de su vida gira en torno al teléfono, estar pendientes de la televisión y de las redes sociales, en busca de la última hora, pero aún «con más miedo que esperanza».

Desde el mundo del fútbol o del voleibol, deportes exportadores del talento venezolano a todo el mundo, voces como las de los internacionales Miku y Andrés Rouga, la entrenadora Mayra Vásquez, o, desde Dubai, el campeón panamericano «Harry» Gómez. Todos exponen a Efe cómo viven desde la distancia los últimos acontecimientos.

Mayra Vásquez (Barquisimeto, 1982) llegó a España en 2003 para jugar en el Murcia. Elegida Mejor colocadora del Sudamericano de Clubes 2001 y avalada por su condición de mejor jugadora de Venezuela en 2002 y 2003, la exjugadora del Araguas triunfó también en el Barcelona y el Alcobendas. Ahora es entrenadora del CV Majadahonda, en el norte de la comunidad madrileña.

Para Mayra, el reconocimiento de Juan Guaidó como «presidente encargado» de Venezuela, supone «un triunfo, porque el país está ahora sumido en una miseria importante».

«Hay que sacar a este hombre (Nicolás Maduro) a toda costa porque todo lo que se cuenta aquí, sobre todo a través de las redes sociales, no es nada comparado con la realidad, porque mi familia está allí. Tengo allí a mi hermana con tres niños, de 13, 14 y 2 años, a mis tíos, mis primos… y lo están pasando muy mal», comentó a Efe.

Habla «todos los días» con ellos, los observa «muy asustados y con miedo». «Mi hermana ya no manda a sus hijos al colegio… hay muchos rumores… Hay caceloradas todos los días. Hay una especie de toque de queda, por los bulos y rumores».

«Mi hermana tiene en su casa restricciones de agua, de luz, de gas, y eso no es vida. Yo estuve el año pasado allí en diciembre y ese no es, para nada, el país que dejé hace siete años. Me resultó un choque bastante importante. Fue muy fuerte, un shock», relata.

Nicolás Fedor ‘Miku’, exfutbolista de Valencia, Getafe o Rayo y uno de los pioneros de la «Vinotinto» en Europa, resalta que, además, se ha producido una fractura social que afecta a la propia relación entre los familiares.

«Se han quebrantado familias porque, cuando hay dos corrientes políticas, la forma de creer en un modelo de gobierno ha hecho que las familias se peleen. Otras por la inmigración… las familias venezolanas están sufriendo mucho», asegura Miku a Efe.

Miku también se muestra partidario del cambio. «Desde el punto de vista personal yo creo que ya es hora de un cambio, porque después de 20 años tu comparas el producto interno, producción petrolera, el valor de en nuestra moneda… y ves que no han ido mejorando, sino que han empeorado; provocando desabastecimiento», señala.

Y defiende la legitimidad del paso adelante dado por Juan Guaidó. «Fue un juramento de cargo de presidente utilizando un artículo de la Constitución que el gobierno redactó y aprobó hace muchos años, así que dentro de la legalidad que ellos mismos implantaron; con lo cual no estamos hablando de que hubo un golpe de estado, fue un instrumento político legal. No puede ser que cuando en la Constitución haya algo que no les gusta y la otra corriente política quiere hacer uso de ella, no sirva y lo califiquen como un acto delictivo. Ahí te das cuenta de que todo lo que dicen es falso».

Con información de EFE

Foto : EFE

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram yYouTube
Estamos también enTwitterFacebook Instagram