Articulo exclusivo para PuntodeCorte.com

Por: Sebastiana Barráez

@SebastianaSin

La reunión de este martes, 15 de enero 2019, de Nicolás Maduro con el Comando Superior de la Fuerza Armada estuvo llena de simbolismos, especialmente dirigidos a oficiales subalternos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. No es como él dijo una actividad regular o tradicional, fue una acción efectista para tratar de disminuir el impacto que tiene en la FANB la propuesta que hiciera la Asamblea Nacional (AN) de una Ley de Amnistía para aquellos militares que desconozcan al gobierno de Nicolás Maduro.

El hecho de que la Asamblea Nacional aprobara un acuerdo en el que se compromete a decretar una ley de amnistía para “funcionarios civiles o militares que colaboren en la restitución del orden constitucional”, puso en alerta al poder establecido. Le abre una puerta a aquellos militares que ya no sienten a la institución castrense, los que ven la posibilidad de  rescatar el brillo que alguna vez tuvo la Fuerza Armada, los hastiados de lo que sucede al interior de la FANB, etc.

Es relevante el mensaje subliminal que envió casi al finalizar la cadena presidencial, “¿a los que se quieran burlar de la constitución? Tranquilo todo el mundo. Que ellos hagan su juego de burla, que aquí hay justicia y hay ley y aquí hay un Tribunal Supremo de Justicia que pondrá las cosas en su lugar”. Se refirió a que quienes quieren jugar a la política tendrán que enfrentarse a la constitución, las leyes y los tribunales.

En ese acto lo primero que salta a la vista es que Maduro le da protagonismo a estar en el Puesto General del Comando Estratégico Operacional de la FANB. Destaca que está allí con el Estado Mayor Superior “la máxima instancia de conducción de nuestra FANB”, por si acaso, y para darle naturalidad agrega que es una jornada que “siempre se hace al arrancar el año”.

Cuando agregó que estaban allí “llevando adelante las orientaciones del Plan de la Patria 2025 que el día de ayer entregué con la presencia de importantes autoridades del Estado Venezolano, cohesionado, fuerte, con la presencia de más de 70 embajadores del mundo”,  trata de proyectarse hacia el futuro, tratando de ocultar la crisis que en este momento se vive en el país y que principalmente sacude a la FANB.

Hizo énfasis en que esa actividad lo sorprendió porque duró más de cuatro horas y se dedicó a mencionar que lo hizo con los jefes de las REDIS (Regiones Estratégicas de Defensa Integral), las ZODIS (Zonas Operativas de Defensa integral), los comandantes, etc. Es decir, en lugar de resumir que lo hizo con el Alto Mando Militar Ampliado, prefirió detallarlo tratando de demostrar poder, respaldo de la institución militar.

Destacó la presencia del general Jacinto Pérez Arcay, promoción “Jacinto Lara” de 1956, quien fuera mentor de Hugo Chávez en la  Academia Militar y ya en la presidencia su “asesor político”; Chávez lo incorporó al servicio activo en el año 2007. ¿Pero qué hacía ahí este oficial octogenario? Pues bien, aunque Pérez Arcay ya no le dice nada a la Fuerza Armada en materia de comando ni liderazgo, sí representa una reserva moral en la institución. Maduro busca la sombra que da el alto oficial, aún cuando hace tres años él dijo en una entrevista que la FANB ha visto afectado su prestigio porque “ha asumido trabajos que no le corresponden y los ha tomado, no porque la Fuerza Armada lo ha querido, sino que el Estado mismo, por débil en términos de su concepción geopolítica, se ha visto en la necesidad de solicitar su ayuda”.

Lo otro que resaltó Maduro fue la presencia “del pueblo”, del cual aseguró que lo impresionó porque todos los alrededores de la Asamblea estaban llenos e incluso como referencia destacó que hacia arriba “hacia el hotel El Conde estaba lleno” ubicado a una cuadra del Palacio Federal.

Aunque es un argumento muy débil, ya que la convocatoria, desde diversos grupos, entre ellos los grupos colectivos, estuvo lejos de aquellos días en que Hugo Chávez lograba multitudes e hilaridad entre sus seguidores.

No guardó adjetivos para la Fuerza Armada, de quien dijo que tiene gran capacidad profesional, científica, con gran capacidad doctrinaria y operativa. Como ejemplo dijo que no por cuasualidad cuando van miembros de la FANB a competencias, “ocupamos los primeros puestos en el mundo”.

Insistió en el poder militar, en la nueva doctrina y organización militar, para defender al país, a la vez que hizo un llamado a refrescar el sentimiento patrio. “Qué importante es la Fuerza Militar venezolana”. 

Habló Maduro de ejercicios militares “que serán el 10 y 15 de febrero 2018” (sic), quizá olvidando que ya estamos en el 2019. Redundó en la necesidad de lo cívico-militar. Mientras explicaba eso se refirió a “los cuatro componentes”, que son los reconocidos por la Constitución Bolivariana: Ejército, Guardia Nacional, Aviación y Armada, a pesar que en otro aparte de su discurso dijo que estarían incorporando el millón 600 mil milicianos con miras a los dos millones.

Amnistía, Amnistía

Pero mientras Maduro mostraba los dientes con la Fuerza Armada, aunque habría que precisar que no es la FANB como un ente único, sino su jerarquía, es decir su Alto Mando Militar, aunque sea el ampliado, la Oposición, desde la Asamblea Nacional le lanza una tabla de salvación a los funcionarios civiles y militares que decidan no reconocer a Maduro como presidente, luego de las polémicas elecciones de mayo 2018.

Esa atractiva proposición se suma a que el nuevo mandato de Maduro, hasta el 2025, es desconocido por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina, por considerar que esas elecciones del 20 de mayo fueron viciadas.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que le ha arrancando suspiros a la Oposición de un renovado liderazgo, destacó que “Le hablamos a los militares de medio y bajo rango: rompan el miedo”.

¿El uniforme?

Aunque el Artículo 6º de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada reza que el Presidente de la República “tiene el grado militar de Comandante en Jefe y es la máxima autoridad jerárquica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, la verdad es que no pasó de ser la excusa del entonces presidente Hugo Chávez de justificar su gusto por el uso del uniforme, uno de los hechos que causó gran malestar en la institución armada.

Pero si bien es cierto que entonces resultó una acción chocante, muchos trataban de interpretar el hecho, partiendo de que Chávez había sido militar, había pertenecido a la institución y que ello justificaba que usara uniforme en algunos actos.

Pero con el caso de Maduro no hay excusa posible. Y la verdad es que pocas veces él reta a la institución armada con ese tipo de acciones, así que resultó innecesariamente chocante que se presentara con una vestimenta que daba la idea de ser un uniforme militar, aunque no lo era.

También dice la Ley que el presidente de la República ejerce el mando supremo de la Fuerza Armada. “Dirige el desarrollo general de las operaciones, define y activa el área de conflicto, los teatros de operaciones y regiones estratégicas de defensa integral, así como los espacios para maniobras y demostraciones, designando sus respectivos Comandantes y fijándoles la jurisdicción territorial correspondiente, según la naturaleza del caso. Tiene bajo su mando y dirección la Comandancia en Jefe, integrada por un Estado Mayor y las unidades que designe. Su organización y funcionamiento se rige por lo establecido en el reglamento respectivo”.

Nuevamente el comandante Estratégico Operacional, almirante Remigio Ceballos Ichaso, exhibe un uniforme a capricho, esta vez el de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

No es casual la presencia del G/J (Ej) Gustavo Enrique González López, quien fue destituido del SEBIN, luego de la muerte del concejal Fernando Albán en un extraño hecho aún no explicado al país y que, en el marco de fuerte rumores de que estaba detenido, desaparecido e incluso muerto, el 8 de enero 2019 es juramentado como Consejero de Seguridad e Inteligencia del Despacho presidencial. Maduro le resaltó varios atributos, entre ellos el de “filósofo”.

También estuvo presente el secretario del Consejo de Defensa de la Nación (CODENA), general de división Pascualino Angiolillo Fernández.

Destacó “de manera especial” que allí estaba el Jefe de la Casa Militar y Dirección General de Contrainteligencia Militar, M/G Iván Hernández Dala y el jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), general Manuel Ricardo Cristopher Figuera.

Ministro Padrino

Era predecible, que en el acto donde buscaba demostrar el respaldo militar, le cediera la palabra al G/J Vladimir Padrino López, que es su pieza de respaldo militar más importante, tomando en consideración el liderazgo que el alto oficial aín conserva en la institución. Su discurso estuvo alejado del que debe exhibir un jefe militar y más cercano al político partidista.

Contó que felicitó a los responsables del operativo de seguridad con  “todas las representaciones internacionales que nos visitaron a propósito de su toma de posesión”.

Aunque insistió en el concepto de patria, destacó que “No deja de ser preocupación, pero siempre lo enfrentamos con firmeza, la burla que se pretende hacer a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, dijo Padrino.

No hizo mención alguna a la obligación que tiene la Fuerza Armada de defender nuestro territorio y soberanía, ni hablo de si hay planes de enfrentar la presencia, en  cada vez más espacio del territorio, de la guerrilla y paramilitares.

“Hay que decirle todos los días al pueblo de Venezuea que la Fuerza Armada ama las ideas del comandante Hugo Chávez, el amor que tiene la FANB por el legado del comandante Hugo Chávez”, resaltó.

Y como ratificando esa tesis, agregó que “Estamos dispuestos a morir, como lo hemos jurado, para defender la Constitución. A usted como magistrado supremo, presidente constitucional, lo puso allí el pueblo”.

Habló del liderazgo militar en la FANB, que calificó auténtico y que a su juicio se ha fortalecido. Parecía decirse a mi mismo, más que a los presentes, que “vemos una Fuerza Armada fortalecida en sus valores, convicciones, en su necesidad de mantener en pie a la patria”.

Lea más las publicaciones de Sebastiana Barráez haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram