Caracas, 11 de abril de 2019. Muchos estaban preocupados por el destino del gato de Julian Assange, que acompañó por años al activista en la embajada ecuatoriana en Londres.

Temían que se hubiera extraviado luego de que el fundador de Wikileaks fuera detenido por la policía británica.

Pero no fue así. La agencia de noticias Reuters reseñó que el gato fue puesto a salvo y retirado de la sede diplomática.

“Por lo menos el gato se salvó. Sí fue entregado, no sé si a un amigo pero salió ya de la embajada, posiblemente semanas antes” de que se terminara el asilo, dijo el abogado del activista australiano, Carlos Poveda.

Assange fue arrestado el jueves por la policía británica y desalojado de la embajada ecuatoriana, después de que el país suramericano puso fin de forma abrupta a siete años de asilo, en una decisión que sus seguidores calificaron de ilegal.

Al menos siete agentes sacaron de la embajada ecuatoriana a un alterado Assange, que presentaba un aspecto frágil, con el pelo y la barba blanca, mientras era conducido a una furgoneta policial.

Entre las reglas que Ecuador impuso el año pasado para conceder el asilo al fundador de Wikileaks, se especificaba que debía encargarse del bienestar, alimentación, aseo y cuidado de su mascota, que tiene por nombre Mr Socks.

Con información de Reuters

Lea también en Punto de Corte: ¿QUIÉN ES JULIAN ASSANGE, EL FUNDADOR DE WIKILEAKS Y DE QUÉ LO ACUSAN?

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram