Caracas, 3 de marzo de 2019.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1 

En la fresca mañana le sorprende la presencia de los verduleros gochos aún en la calzada cuando su costumbre  es permanecer por dos días  en actividades y marcharse. Se acerca bajo el supuesto de remate y bajos precios.

Una señora  le pregunta a uno de los vendedores: ¿Hay plátanos maduros? La respuesta un coro de voces en cola recordandole la progenitora al burócrata mayor, y el gocho que le dice: No diga esa mala palabra, es pavosa. Ayer, aquí mismo, una persona nombro al susodicho y hubo un infartado, dos desmayos, tres atracos y diez arrebatones.

Algo nunca visto en estas ventas. Ahora solo decimos amarillos o verdes. Observo, el Pensionado Heroico al lado de la verduleria  una arepera ofreciendo su producto como: La arepa Guaido que traía de todo y a un precio solidario. Tanto que había una cola para obtenerla.

Así el Efecto del “encargado Presidencial “se siente  como expresión espontanea  de la gente que se abraza al salvavidas de la esperanza porque esto no lo aguanta” naiden” divago el siempre heroico pensionado que con 18 mil tiene que vivir un mes.

El héroe de este tiempo en vías de llegar a la Iglesia para pedir el milagro común de que se vaya el perverso se topa con un “bululu” de vecinos y un forcejeo con presencia policial. Un señor muy exasperado acusaba a otro de haberle mentado la madre y el acusado aducía en su defensa que lo había calificado de Hombre Maduro como un halago pero el ofendido repetía que no era pendejo que se la había nombrado tres veces y que eso había que resolverlo en el ring además que el acalorado vecino ponía como agravante que le había dicho: “Tu lo que eres es un Maduro” que traducido a la realidad presente todo el mundo entendía que era. Abandono, el asunto, sin resultados porque policías y mirones habían agarrado el asunto de rochela y unos y otros se llamaban maduros como forma de mentársela unos y otros.

Entra a la Iglesia y oye las voces de los fieles  que repiten: Ruega por Guaido, y es que el sacerdote hacia una breve biografía  de la pareja Presidencial destacando su religiosidad y en especial la de su esposa.

En el retorno a su hogar se sorprende cuando en la parada del Metro hay gente contenta y el comentario de que  ahora el bus estaba pasando cada quince minutos como en la Cuarta a la vez que  se mostraban limpios y  con el aire acondicionado full. Sentado cómodamente escucha que “Betty la refea”andaba repartiendo comida en ciertas barriadas caraqueñas  porque alimentos había para regalar  según la propaganda en la repartición para despreciar la ayuda alimentaria “ Imperialista”A un desubicado se le ocurrió decir que todo este Nuevo Amanecer se debía al innombrable y el Himno a la Madre no se hizo esperar en el resto del camino hasta que le toco bajarse del metro bus.

Penso: “Dios mio pero a este señor no lo quiere nadie”.Llego a la puerta de  su Edificio y noto que los ánimos estaban alterados. No había luz, no había agua, el Internet funcionaba intermitente como si se tratara de un telégrafo y su clave Morse, el gas había subido en tres mil por ciento y alguien recordaba al Comandante Difunto que dijo que había Gas pa’regalar.

Para  remate una señora de 87 años se había quedado encerrada en el ascensor y los bomberos venían a pie porque no tenían vehículo y de eso hacía 24 horas. En medio del caos alguien quizás bajo alguna droga había gritado su militancia en el cubano Madurismo y había encendido el volumen de la canción de la madre.

Ademas el tal provocador  con lápiz en mano sacaba de la lista de Cajas Clap al que  le parecía por traidor al proceso. Pensando que al tal “enchufadito” lo podían linchar se retiro a su apartamento. Surgió de nuevo la pregunta: ¿Y con este “líder”vamos a seguir con este despelote  por varios años más? Entonces como si fuera la voz de una aparición desde el más allá escucho: ¡Paciencia¡ que va pa’fora….Era la voz de Fátima la conserje portuguesa que llamaba a calma y cordura al vecindario pero sin comer cobas. Recordó el Pensionado y se dijo: La arepera tiene razón, Guaido viene con todo. No hay que dejarlo solo.

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram