Caracas 22 de mayo de 2019. El encargado especial de EEUU para asuntos de Venezuela, Elliot Abrams, confirmó este miércoles que la administración de Donald Trump, sancionará a funcionarios venezolanos por lucrarse con el plan de comida, conocido como CLAP.

La agencia EFE también confirmó las nuevas sanciones que estarían dirigidas a oficiales militares y contratistas privados, acusados de lavado de miles de millones de dólares pertenecientes al Estado venezolano, que estaban destinados a la adquisición de alimentos y otras operaciones vitales para la población.

Más temprano el medio estadounidense The Wall Street Journal adelantaba el dinero lavado se ha desviado hacia paraísos fiscales, propiedades y la compra de diversos lujos, como yates. El gobierno de Estados Unidos define este entramado como una “gigantesca operación de lavado de activos producto de la corrupción”.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram