Caracas 21 de noviembre de 2018. El sindicalista José Bodas, miembro directivo de la FUTPV (Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela) sostiene que el régimen venezolano, «adelanta un plan agresivo de privatización de Pdvsa y de las empresas básicas de Guayana, con compañías chinas”.

Su afimación pone al gobierno venezolano en una contundente contradicción. Bodas asegura que, “se trata de una privatización en la que las condiciones de la sociedad son más desventajosas para Venezuela, que tiene una posición de vendedor empobrecido frente al comprador”.

Las presiones de los chinos en la empresa mixta, Sinovensa, de la faja petrolífera del Orinoco, condujeron al incremento de la participación accionaria de la Corporación Petrolera Nacional China. La corporacion asiatica pasará de poseer el 40% al 49,9% de las acciones. Mientras que la propiedad de Pdvsa bajo éstas bajó de 60% a la mayoría mínima, 50,1%.

Bodas describió eso como un «esquema», que se repetirá, «en otros negocios conjuntos con esa y otras firmas». También dio fe de las reuniones sostenidas entre directiva y chinos en la CGV, sobretodo, la de Ferrominera del Orinoco.

En este casi, el presidente del sindicato de Ferrominera, Rubén González, rechazó «Los chinos dijeron que aportarán 970 millones de dólares para recuperar y administrar las operaciones de toda la cadena –extracción, pellas y briquetas– del mineral de hierro”. Resaltó, “Es traición a la patria la entrega a los chinos de Ferrominera y de las otras empresas básicas. El gobierno las llevó al caos porque no las supo administrar, dilapidó los dividendos generados y no hizo las inversiones necesarias para mantener las operaciones de manera eficiente”.

González tampoco aprobó la influencia asiática. Aseveró que ninguno de los 7.000 trabajadores de Ferrominera, «no necesitan a los chinos”. Ratificó que los empleados de la estatal han demostrado «tener la capacidad alcanzar producciones récord de 22 millones de toneladas en el año 2006», recuerda.

La inproductividad de las empresas basicas data desde hace un año y cuatro meses. Ferrominera del Orinoco y Bauxilum, están totalmente paralizadas. Mientras que, la Siderúrgica del Orinoco, Venalum y Alcasa, operan a 20%, 25% y 15% de su capacidad instalada, añadió el sindicalista, Ruben González.

Los Profesionales Unidos por Ferrominera alertaron en un comunicado, que el gobierno entrega esa empresa a consorcios chinos, además de Bauxilum, Alcasa y Venalum, filiales del aluminio de la CVG.

Aunque también advierte que, si bien los trabajadores tienen expectativas positivas sobre la privatización, sabe que «Las empresas que negociaron con el régimen ya tienen antecedentes de obras sin terminar y miles de millones de dólares perdidos” puntualiza Rubén González..

Por su parte, la dirigente sindical de Sidor, Yunis Hernández, señaló que la presencia de los chinos preocupa a los trabajadores de las empresas básicas. Los empleados de la siderurgica confían que las decisiones salariales y el aplanamiento de los tabuladores, propuestos por el gobierno, son para atraer las inversiones chinas y «reactivar la prducción de las plantas», anhelan.

Con información de El Nacional

Foto archivo

Restos de Alí Rodríguez Araque llegan a Caracas


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram