Select Page

Erik Daniel Camargo: ¿A qué juega Ramos Allup?

Erik Daniel Camargo: ¿A qué juega Ramos Allup?
Por: Erik Daniel Camargo.

Antes de empezar advierto que todo lo que escribo se basa en especulaciones, pensamientos que me dan vuelta a la cabeza y que he decidido compartir.

Estos días en la opinión pública se ha desatado una ola de protestas, insultos y descalificaciones a los adecos y a su líder, Henry Ramos Allup, por la juramentación de los gobernadores de AD ante la ANC. Una acción que demuestra una  decisión unilateral del partido blanco, a espaldas del resto de la “Unidad” y que ha desencadenado su muerte anunciada.

Pero como dirían las abuelas, no hay puntada sin dedal, y menos cuando hablamos de un zorro viejo, y acusado de ser mañoso y vivo como lo es Ramos Allup. Que jugada tapada ha cuadrado el calculador Ramos Allup, que ha estado metido en la política y en el Congreso desde los años 80´s y hasta ahora no solo ha sobrevivido, si no que se afianza en las esferas del poder.

En mis redes lo advertí antes de las elecciones, y esto, luego de hablar con varias amistades del mundillo político, presiento un acuerdo político entre AD y el PSUV (no todo el PSUV). Los resultados y la juramentación parecen darme la razón. ¿Será esa hipótesis real? Imposible afirmar, sin embargo para aguantar el chaparrón que están recibiendo, deben tener su control de daños y un buen paraguas para justificar la situación.

Ahora veamos lo que sucede en el chavismo por un momento. Se vienen las alcaldías y presidenciales, para estas últimas pensaba que el candidato sería Diosdado Cabello, sin embargo si vemos como queda el mapa de gobernadores, y como puede quedar el mapa de las alcaldías y lo que ha sucedido con algunos alcaldes; el madurismo se consolida en el poder y a través de una alianza inesperada con Tarek El Aissami, el cual podría ser el candidato del PSUV para Miraflores.

Este mapa nos revela que en el chavismo el diosdadismo se ve relegado, aislado, y este gurpo representa el ala extremista del PSUV, la que no quiere soltar ni un vaso de agua a nadie, los que creen firmemente en morir antes que entregar un lápiz de alguna institución. Mientras que el madurismo, aunque no se crea, hace rato están desesperados por lograr un acuerdo con la oposición que destrabe la crisis y los saque del predicamento en el que se encuentran.

Ahora como se refleja esto en la oposición, pues bien, AD siempre ha tenido buenas relaciones con el madurismo, pues los vínculos entre ambos se pueden rastrear hasta los años 60’s, pero sin caer en extensas explicaciones, también existe una visión similar de la política, una visión plebeya, de negociación y de sostenerse con apoyo popular y pugilato en las bases, aunque en la realidad no se concrete.

Diosdado en cambio, mantiene excelentes relaciones con Leopoldo López, de quien se alimenta y viceversa Voluntad Popular se nutre del diosdadismo. Son simbiontes, los extremistas de un lado necesitan extremistas del otro, para justificar sus posiciones y demostrar “que tienen razón”; en este bando podemos marcar a Nitu Pérez Osuna, MCM, y Primero Justicia. Aunque de Pérez Osuna y MCM no tengo conocimiento de tratos políticos directos con el chavismo; aunque seguro negocios tienen, o de donde obtendrían divisas para mantener sus empresas funcionando. A este grupo yo lo denomino los de visión política aristocrática. Personas que se creen con derecho a gobernar por ser quienes son, por ser hijos de sus padres, o por tener la chequera más grande del país.

Estas son los dos grandes campos políticos en pugna, que en ambos grupos ejercen tensiones y conflictos. Se puede ver una jugada espejo, En el PSUV se va aislando al diosdadismo, o al extremismo, a la aristocracia y a militarismo; mientras que en la oposición AD se auto aísla, posiblemente pueda tender puentes con UNT, Avanzada y el MAS, con dificultad; pero rompe con PJ y VP, y refuerza las posiciones extremistas de MCM y los “radicales libres”.

En ambos bloques se dio este mes un quiebre entre los plebeyos y los aristócratas, entre los radicales o extremistas y los que pudiesen llegar a un acuerdo político.

Ahora por qué AD lo hace sin consulta, con opacidad y aparentemente solos. Pues allí va mi crítica. Creo que Ramos Allup lleno de arrogancia, orgullo y crecido por los últimos resultados electorales y el fortalecimiento de su partido, especulo yo, que pensó que siendo su AD el partido en crecimiento, decidió asumir un rol tipo destino manifiesto.

Al ser herederos de Rómulo Betancourt, o así se creen, como padres de la democracia, deciden convertirse en los salvadores de la democracia ellos solos. Yo creo que tienen un acuerdo sobre la presidencia de Tarek, en la cual se va a iniciar un proceso de transición política, donde el madurismo y AD iniciaran ese proceso para desmontar al chavismo y regresar a la democracia. Ramos Allup asumirá el costo del escarnio público hoy, pero pensando que quedaran en la historia como los salvadores de la democracia Venezolana en el siglo XXI.

La pregunta que debemos hacernos es, de ser cierta esta teoría, ¿respetará el madurismo cualquier acuerdo con AD? ¿Se plegarán otros partidos a esta jugada? ¿Los militares, que pintarán en esto? ¿Esta transición, en estas condiciones, será buena para el país o solo para los adecos? ¿En verdad se rescatará la democracia, o solo empezaremos una nueva etapa política, capaz hasta peor?

Son fuertes inquietudes, pero que les invito a reflexionar. En la política hay que leer los mensajes escondidos entre líneas. No sé si esta hipótesis tenga algo de cierto. Son pensamientos que he tenido, basados en conjeturas, pero así también es la política, no hay certezas.  Solo esperemos que lo que suceda sea lo mejor para el país, y si no, debemos igualmente prepararnos para lo que viene.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...