Caracas 11 de junio de 2018. Este lunes España se ofreció a recibir un barco de ayuda humanitaria que se encuentra paralizado en agua internacionales con 629 inmigrantes, entre ellos 11 niños y 7 embarazadas rescatados frente a la costa de Libia durante el fin de semana.

El país español tomó la decisión luego de que Italia y Malta se negaran a permitir que la embarcación entrara a sus puertos, por lo que la Unión Europea y la agencia de refugiados de la Organización de Naciones Unidas abogara por solución rápida para atender esta situación, en la que está implicado el barco con bandera gibraltareña Aquarius.

El barco tenía como destino llegar a Italia, pero el ministro del Interior italiano y líder partido de extrema derecha Liga, Matteo Salvini – quien había prometido frenar la llegada de inmigrantes de África – ordenó este domingo 10 de junio el cierre de todos los puertos de su país y exigió a las autoridades maltesas que se hicieran cargo de la nave.

Por su parte, Malta se excusó que el país cuenta con medio millón de habitantes y ya ha recibido a más de 600 mil inmigrantes provenientes de embarcaciones desde 2014.

Lea también: AFP: ¿Qué sigue en la OEA tras declarar ilegítima la reelección de Maduro?


Suscríbete a nuestro canal en Telegram través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook  e Instagram