Caracas 08 de febrero de 2018-. Más sanciones. Este jueves 08 de febrero la el Eurocamara, conformada por miembros populares, liberales, conservadores, socialdemocratas, reformistas y otros, anunció las nuevas medidas que pesarán sobre el presidente Nicolás Maduro, el vice-presidente Tarek El Aissami, el ministro de Defensa Vladimir Padrino López, los miembros de más alto rango del Ejército, así como los colaboradores en su círculo más estrecho» de ellos incluso a familiares. La votación estuvo distribuida por 480 votos a favor, 51 en contra y 70 abstenciones.

El documento votado y aprobado, catalogó de «apropiadas» las sanciones impulsadas por la Unión Europea (UE) el 13 de noviembre y formalizadas el 22 de enero, pero detalló que deberían ser «ampliadas», específicamente y tal como señala el manifiesto, para los «principales responsables del incremento de la crisis política, social, económica y humanitaria». Uno de los señalados es el vice-presidente de la República, Tarek El Aissami «entorno y parientes incluidos», por considerarles responsables del agravamiento de la crisis que se vive en el país. Seguidamente, los eurodiputados instaron a la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) a iniciar «investigaciones sobre las violaciones de los derechos humanos perpetradas por el régimen venezolano».

Dato: El documento deja posibilidades abiertas a que se apliquen medidas diplomáticas y económicas contra la estatal petrolera PDVSA, en particular.

La decisión de la Eurocamara  fue tomada horas después de conocerse la imposición del Consejo Nacional Electoral de celebrar elecciones presidenciales anticipadas para el 22 de abril. Esta situación genera desconfianza, dado que el CNE dio el gran paso aún cuando no se logró firmar el acuerdo entre gobierno y oposición, que contemplase garantías electorales y programación oportuna de la fecha, lo que compromete la transparencia del proceso electoral.

En ese sentido, el documento aprobado por la Eurocamara condenó la convocatoria a elecciones por carecer de garantías y en su lugar, los eurodiputados, reclamaron un «calendario electoral viable». También rechazó firmemente la expulsión del embajador español en Venezuela, Jesús Silva quien fue declarado persona non-grata el 26 de enero, luego de que la UE sancionara a 7 alto cargo del gobierno madurista.

Finalmente, la Eurocámara reclamó que termine la violencia y que se atienda la crisis humanitaria en el país, además de exigir la liberación de los presos políticos e insitió en el envío de una delegación del Eurocamara a Caracas.

El 22 de enero, la UE formalizó sanciones contra segundo al mando del chavismo, Diosdado Cabello; el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, y el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, por la «represión» en Venezuela». Igualmente, también figuran en la lista de sancionados el jefe del servicio de inteligencia SEBIN, Gustavo González; la presidenta del CNE, Tibisay Lucena; el fiscal general, Tarek William Saab, y el ex-comandante de la Guardia Nacional Bolivariana Antonio José Benavides.

Con información de El País