Caracas, 10 de junio de 2019. Horacio Silva, ex trabajador petrolero, señala que “lamentablemente la industria no tiene herramientas para sus trabajadores, no hay condiciones de seguridad, ni tampoco  delegados de prevención”.

Denuncia que el  tejido sindical está destruido. Los que reclaman son despedidos. “No hay alimentación, nos dan por un mes y medio yuca con cochino todos los días”, por tal motivo hay trabajadores enfermos de gastritis e hipertensión.

Silva detalla que llevan un vaso para que les den solo agua, “cuando la convención colectiva habla de dos comidas y respetar la dieta de los trabajadores con padecimientos, eso se acabó”, reprocha.

El ex trabajador petrolero, despedido por los reclamos que ha hecho a la industria, revela que actualmente funciona “a duras pena”, una sola planta de crudo de las 12 que tienen, en la refinería El Palito en Morón, estado Carabobo.

Dice que los accidentes ocurren, “porque quienes asumen cargos gerenciales y operacionales, no tiene experiencia. Quevedo por ejemplo, ha ido a las refinerías pero pasa sin hablar con los trabajadores, pero si aparece en el Mazo Dando”.

A su juicio hay un plan de despido indirecto, donde no se le cumple a los trabajadores. Resalta que la nómina mayor, no cobra sobre tiempo y eso ha generado mayor diáspora.

Puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram