Select Page

[Reportaje Exclusivo] El Petro: ¿La nueva “maquinita” del BCV?

[Reportaje Exclusivo] El Petro: ¿La nueva “maquinita” del BCV?

El Petro: ¿La nueva “maquinita” del BCV?

Un mar de dudas hay en torno al Petro, la nueva criptomoneda que ha lanzado Nicolás Maduro. En primer lugar, expertos de alto calibre establecen que su diseño se contradice con lo que suele ser una criptodivisa. Pero dejando esto de lado, la principal crítica es que el Petro está siendo emitido por un Gobierno y un Banco Central que carecen de credibilidad a escala internacional. Que han destruido al bolívar. La almendra de este asunto es que una criptomoneda ve determinado su valor por la confianza que genere. No todo el mundo cree que el Petro vaya a gozar de tal cosa.

Por Alejandro Ramírez Morón

@aleramirezve

La muerte de Hugo Chávez fue un plomo duro en el ala. Nada es igual. Desde que Chávez murió la revolución cerró filas, se envileció; llegó Maduro y cayó una especie de rayo poderoso. En el poder desde 2013, Nicolás Maduro vería desplomarse el precio del petróleo a mínimos históricos (el barril llegó a estar en 20 dólares) apenas al cabo de dos años. Lo demás es historia. Se precipitó lo que ha sido ponderado como una “crisis humanitaria”. Hambre. Hambre y desolación.

Al cierre de 2013, según el Banco Central de Venezuela (BCV), la inflación remontó hasta 56.2%. Todo el mundo ponía el grito en el cielo. Nadie podía imaginar lo que vendría. A esta hora, el pronóstico del Fondo Monetario Internacional (FMI) es que la inflación culmine en 2018 sobre 13.000%. El indicador cerró el año pasado en 2.700%. Desde octubre el país está atenazado por una espiral hiperinflacionaria, que algunos analistas estiman pueda escalar hasta 30.000%, y no falta quien diga que puede ser mucho más allá, inclusive.

El Petro: Maduro ha sugerido una panacea. Un bálsamo medicinal para nuestros males. Una nueva alquimia financiera. Anunciada con bombos y platillos como la criptomoneda venezolana –la primera respaldada por un gobierno en el orbe-, expertos de mucho peso, como José Toro Hardy comienzan por deslindarse: “No es una criptomoneda”.

NICOLAS MADURO HA PROPUESTO UNA NUEVA PANACEA: EL PETRO

¿Por qué? Muy sencillo: las criptomonedas, por definición, circulan en estrechísimos mercados privados, que nada tienen que ver con un gobierno, ni con la banca, ni con sospechosos respaldos en petróleo todavía en el subsuelo.

“No es una criptomoneda, es una venta a futuro. No sabemos cuándo inicia ni cómo se desarrollará. Ahora, si ese mecanismo está respaldado en la confianza ¿quién va a confiar en un gobierno que debe más de 600 millones de dólares en bonos? Definitivamente, el Petro compromete y endeuda a la República”, ha declarado a medio locales el diputado Jorge Millán (PJ).

La Asamblea Nacional (AN) declaró “ilegal” el Petro. “En un acuerdo aprobado ayer por unanimidad, el ente unicameral declaró la nulidad del Petro y denunció que su utilización es ilegal porque viola el artículo 12 de la Constitución que establece que los yacimientos mineros y de hidrocarburos de la República son inalienables”, se lee en un despacho del matutino El Nacional, fechado el pasado 10 de enero. Apenas dos días después de la gestación del Petro, vía Gaceta Oficial.

EL PETRO ESTÁ RESPALDADO CON PETROLEO DE LA FAJA DEL ORINOCO

“Respaldar con petróleo del Campo Ayacucho es absolutamente ilegal e inconstitucional. Tanto el artículo 12 de la Constitución Nacional, como el artículo 3 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, dicen textualmente que las reservas de hidrocarburos del subsuelo son inalienables, e imprescriptibles. Por lo tanto, no pueden ser dadas en garantía”, pone en claro enfáticamente, Toro Hardy. 

El acta de nacimiento

El decreto 3.196 publicado en la Gaceta Oficial del 8 de diciembre de 2017 crea la Superintendencia para Criptoactivos y Actividades Conexas. Allí se ubica cronológicamente el nacimiento del Petro. El 5 de enero de 2018, Nicolás Maduro informa al país que se emitirán 100 millones de Petros, respaldados en 5 millones de barriles de petróleo, que están bajo el subsuelo del Campo Ayacucho de la Faja Petrolífera del Orinoco. Se ha asomado la idea de que también –eventualmente- podría sumarse el respaldo de minerales preciosos del Arco Minero.  

Un informe de la firma de consultores Ecoanalítica da cuenta de cómo “aunque aún se ignoran los detalles básicos, el presidente fue rápido en tomar acciones en favor del ‘Petro’. El 6 de diciembre creó la Superintendencia de la Criptomoneda, con Carlos Vargas a la cabeza, y el 11 de diciembre se instaló el Observatorio Nacional del Blockchain”, se lee en el documento.

Pero, ¿cuáles son las características concretas de una criptomoneda? “Máxima descentralización. Los Bitcoins son emitidos y administrados sin la participación de una autoridad central, lo que significa que no existe ningún gobierno, empresa o banco que puedan afectar la moneda de cualquier manera. Resulta que es completamente imposible falsificar la moneda, bloquear las cuentas, manejar los flujos de dinero o provocar una inflación. En la red de Bitcoin no existe ningún punto central y ninguna persona que pueda decidir sobre la misma”, puede leerse en el portal www.bitcoin-info.es.

Bitcoin es la más popular y exitosa de las criptomonedas creadas hasta ahora. “Se trata de una moneda digital innovadora y un sistema de pago introducido en 2009 por el hombre actuando bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Fue él que ofreció la idea al mundo como un concepto de código abierto”, establece el web site.

Incluso acá mismo en Venezuela se han creado antes ya algunas criptomonedas de carácter privado, como el Onix o el Etheron. Los volúmenes de negocios que han representado son-sin embargo- bastante menores, según comenta Toro Hardy.

Carlos Vargas, Superintendente de los Criptoactivos y las Actividades Conexas, dijo en fecha reciente –en entrevista con el programa “Reporte Estelar” del canal Globovisión- que el Petro viene a combatir una “inflación inducida” por la oposición, y a contrarrestar la archi manoseada “guerra económica”. Se ha anunciado que se pagará la nómina de la administración pública con Petro, y también se hará mediante este mecanismo el pago de proveedores del Estado, etcétera.

CARLOS VARGAS DICE QUE EL PETRO COMBATIRÁ UNA INFLACION INDUCIDA

Para Alejandro Grisanti, socio de Ecoanalítica, la supuesta criptomoneda de Maduro no será otra cosa que debut y despedida. El economista le augura al Petro una vida de dos o tres meses, y, al hacerlo, recuerda el caso del Sucre. “A mí me entrevistaron mil veces por el Sucre, y me cansé de decir lo mismo: no va a funcionar”, echa atrás la película. El Sucre se puso a circular en el entorno de negocios del Alba, y terminó por volverse sal y agua.

El Petro es un hecho

Pero hay voces que dicen lo contrario: “Yo veo que el Petro es un hecho. Ojalá esto resulte y no sea una re edición de Cencoex, el Sitme, Simadi, Dipro y Dicom, o sea, un espacio para privilegios de unos pocos”, se va por la calle del medio, Víctor Álvarez, ex presidente del Banco de Comercio Exterior (Bancoex). Y agrega: “Se puede prestar en un punto a corrupción. Será una solución en la medida en que no se reediten estas historias”, toma distancia.

EL PETRO DEBE SUSTITUIR AL BOLIVAR, DICE VICTOR ALVAREZ

Trata de ver, no obstante, el vaso medio lleno. Recuerda que el Gobierno anunció que cada Petro estará respaldado por 1 barril de petróleo. “Eso funciona en la medida en que se difunda y sea utilizado como medio de pago o reserva de valor, y tenga demanda. El Gobierno ha dicho que lo va a utilizar para pagar a los empleados públicos, a proveedores y contratistas. Eso genera una demanda. Depende de la cobertura lo prometedor que sea”, procura no restar perspectivas a esta iniciativa, que ha sido muy atacada desde su anuncio el pasado 3 de diciembre.

Álvarez va más allá: El lanzamiento del Petro –opina- tendría que derivar en una sustitución del bolívar vía Asamblea Nacional Constituyente (ANC). El experto considera que en el mundo mismo lo que viene es una sustitución del papel moneda por las criptomonedas. Y nos pone en contexto: “La primera generación de criptomonedas ya está pasando. Se habla de una segunda generación. Esto surge desde 2009. Tiene menos de una década. Tiene unas características, por supuesto, y entre las más resaltantes es que se trata de un proceso descentralizado, ningún gobierno ni Estado participan”.

Álvarez comenta que ya hay recientes iniciativas en Inglaterra, verbigracia, pensando lanzar criptomonedas respaldadas por el Estado. También Suecia, Lituania y Singapur. “Por eso te hablo de una segunda generación. En la primera generación, que son estos esquemas descentralizados,  lo que ha pasado es que ha dado pie a un fenómeno especulativo. Subió a 20 mil dólares la unidad de Bitcoin, luego cayó a 12 mil”.

Toro Hardy explica que es el peor momento de las criptomonedas en el mundo. No le parece para nada oportuno lanzar en este momento una cosa como el Petro. Pero, además, enfatiza que tanto el Gobierno nacional como el BCV son entes huérfanos de prestigio y confianza. “Lo que le da valor a una criptomoneda es la confianza”, dispara a quemarropa.

“No está lanzado por un Estado que se considere serio fiscalmente. Es un Estado que lo que ha hecho es destruir el valor del bolívar, con base en emisiones prácticamente ilimitadas de bolívares sin respaldo para cubrir el déficit fiscal”, declara a rajatabla. ¿Es el Petro la nueva “maquinita” del BCV? ¿Una nueva vía para emitir dinero inorgánico?

TORO HARDY DICE QUE EL PETRO NO ESTA RESPALDADO POR LA CONFIANZA EN EL ESTADO

Un asunto de confianza

En su trinchera, Alejandro Grisanti pone las cosas en la balanza: “Si el Banco de Inglaterra decide respaldar una criptomoneda, es posible que tenga éxito. La economía de Inglaterra es pequeña, pero muy sólida. Y la libra esterlina es una moneda muy fuerte. Acá el BCV lo que ha hecho es destruir el valor del bolívar. ¿Cómo puede nadie confiar en el BCV para respaldar una criptomoneda?”, inquiere el analista.

“BitPay, CryptoPay o Bitwala quisieron acercar las criptodivisas a todos los públicos. Lo hicieron con unas tarjetas de débito prepago que se podían usar en todo tipo de establecimientos gracias al acuerdo del proveedor principal WaveCrest —que proporcionaba esas tarjetas a las citadas empresas— con Visa”, abre fuegos un despacho del 10 de enero de este año, del portal www.xataka.com.

Y puntualiza: “Ahora, no obstante, Visa ha bloqueado ese tipo de operacionespara usuarios europeos —curiosamente no hay problemas en Estados Unidos—, acusando a WaveCrest de incumplir las reglas operativas. Las empresas afectadas, muchas de las cuales operaban con los populares Bitcoin, han tenido que cesar operaciones inmediatamente y están devolviendo los fondos que tenían a sus respectivos usuarios”.

Carlos Vargas –contra viento y marea- ha jurado sin titubeos: las reservas de petróleo en el resto del mundo son apenas para 12 años; en Venezuela tenemos petróleo para 300 años. Ergo, habría Petro para rato, y no habría asunto alguno qué temer.

Grisanti hace una advertencia: “a nadie en París o en Nueva York le interesa petróleo bajo el subsuelo del Bloque Ayacucho de la Faja Petrolífera del Orinoco”. El economista dice que el Petro es disfuncional si se le mira desde la óptica de los mercados internacionales.

GRISANTI: A NADIE EN PARIS O NEW YORK LE INTERESA PETROLEO EN EL SUBSUELO DE LA FAJA

Una autoridad en materia energética de la Universidad de Rice (EEUU), Francisco Monaldi accedió a conversar en exclusiva con Punto de Corte:

-¿Cuáles son las implicaciones constitucionales y legales de respaldar el Petro con reservas de la Faja del Orinoco?

-Viola la Carta Magna y la Ley Orgánica de Hidrocarburos, que no permiten enajenar las reservas.

-¿Por qué invertir en Petros y no en bonos o en papeles?

-Quieren evadir las sanciones que no les permiten emitir bonos. Ya el Tesoro norteamericano dijo que las sanciones aplican al Petro. Pero como las transacciones de criptomonedas son anónimas puede seguir tratando de usarla para eso.

-¿Creará el Petro un “mercado basura”, una especie de bastardeo de rango menor?

-Lo de la garantía en reservas en simbólico. Nadie va a poder cambiar un petro por petróleo, así que es una ficción. Hay que gastar miles de millones de dólares para sacar ese petróleo.

-¿Cree usted que hay alguna intención oculta tras el Petro? ¿Puede tratarse de un pote de humo, de un trapo rojo?

-Además de evadir las sanciones, puede ser que pretenda crear un mercado cambiario paralelo. Es decir, que se pueda cambiar bolívares por Petros de manera libre, y de este a otras criptomonedas o al dólar. Como es el peso cubano, convertible.

-Ya Bitcoin se ha venido a pique. ¿No es extemporáneo proponer el Petro?

-No es el mejor momento.

-¿Cuáles son las consecuencias negativas en concreto que el Petro puede implicar para Venezuela?

-Si termina siendo emisión de deuda a gran descuento, sería muy malo para el país.

El portal www.bitcoin.com acaba de lanzar una nota periodística sobre el Petro. Su titular no puede ser más elocuente: “La desesperación de Venezuela conduce al Crypto”. Se citan declaraciones de Monaldi para Foreign Policy, en las cuales el experto dice que la idea de esta criptomoneda respaldada en reservas es “pura ficción”. El también profesor del IESA argumenta que se trata de una criptomoneda lanzada en un país con hiperinflación y en default.

MONALDI: NO ES EL MEJOR MOMENTO PARA LANZAR ALGO COMO EL PETRO

Una medida innecesaria

El informe de Ecoanalítica citado más arriba trata de ser ecuánime en cuanto al aspecto de la evasión de sanciones: “Si el objetivo del Ejecutivo es evadir sanciones y evitar los problemas de corresponsalía que estas generan, en realidad no hace falta emitir una nueva criptomoneda. Bastaría con asignar criptomonedas existentes (Bitcoin, Ethereum, Litecoin, etc.) a través de mecanismos oficiales, siendo estas luego transadas por divisas convencionales para los fines que dispongan los beneficiarios”.

No está demás traer a cuento un dossier liberado por Torino Capital. Establece sin remilgos que “el respaldo del Petro en reservas de petróleo no extraído no es más que algo simbólico”. El mismo informe fija que “es físicamente imposible para el Gobierno dar a los tenedores de Petros una contraparte comercializable a cambio de su criptomoneda”.

Víctor Álvarez no es tan pesimista: “Si te pones a ver los usos del Petro, se comienza a descubrir que va a tener muchos usos. Lo que viene en marcha es una reforma monetaria donde el Petro va a ir gradualmente sustituyendo al bolívar”.

“Estamos en presencia de una innovación monetaria que está respaldada por innovaciones tecnológicas en el mundo, que avanza hacia un sistema de pagos electrónicos global, donde el uso del papel moneda se va a reducir gradualmente”, se aventura a vaticinar. Cree que todo esto del Petro no es sino una Reforma Monetaria encubierta. El Bolívar va siendo sustituido.

Carlos Vargas también defiende la cosa. Ha dicho que con el Petro la gente podrá, por ejemplo, comprar su carro nuevo, de modo de tener respaldado su patrimonio, y luego vender para hacer cambio hacia las monedas que desee.

Una nota del Diario 2001, con fecha del 04 de diciembre de 2017, reza: “El director de Econométrica, Henkel García, se ha sumado a numerosos comentarios de economistas en respuesta a las declaraciones del presidente Nicolás Maduro que hizo este domingo 3 de diciembre, sobre la creación del ‘Petro’, donde a través de la red social Twitter afirmó que si el Estado alcanza impulsar esta nueva plataforma económica, con elementos de criptomoneda, le estará presentando una manera de cambio paralelo avalado por el mismo”.

“Nosotros, en esta emisión del Petro, no se va a minar; entonces las condiciones en Venezuela no varían porque el petro no se vaya a minar. Vamos a tener una criptomoneda cuya verificación y uso en todas las casa de cambio y en todo el sistema de prestación de bienes y servicios va a estar soportado bajo una plataforma ampliamente conocida, que va a permitir que el Petro pueda comercializarse en cualquier parte del mundo sin mayores restricciones”, explicó Carlos Vargas, según recoge El Universal del pasado 10 de enero.

“El trabajo de la minería es ese. Un montón de máquinas que resuelven un algoritmo. Esa es la remuneración que recibe el minero: está pegado 24 horas esperando que lancen el nuevo algoritmo. Se resolvió uno y lanzan el otro”, sazona Víctor Álvarez.

Blockchain: registro abierto

Valga acotar que la conexión con los mercados internacionales será a través de Blockchain, lo cual es un servicio que el Estado cancela; no quiere decir que haya respaldo de inversores internacionales, ni confianza en los mercados foráneos, a partir de este mero hecho.

Carlos Vargas ha explicado que el registro abierto será a través de la página www.registro.blockchain.gob.ve/web. “Es una inscripción para registrar a la minería, las personas que han minado, es un registro de carácter público”, ha relatado el funcionario.

Ahora bien, ¿Qué se entiende Blockchain? Víctor Álvarez lo explica muy bien en un artículo suyo publicado por el portal El Estímulo (@el_interes): “Un Blockchain puede definirse como una serie de registros ordenados y encriptados cronológicamente. Esto quiere decir que cada operación se marca con una huella digital única que lo convierte en un registro irrepetible. La creación de nodos en cada transacción crea una serie de bloques encadenados y protegidos que se registran en una especie de libro contable digital, en el que todas las operaciones son verificadas por una extensa red de computadoras descentralizadas.

Millones de mineros se dedican en tiempo real a resolver los algoritmos y a confirmar y registrar las transacciones en la cadena de bloques o Blockchain”, expone el analista, en artículo liberado el 13 de diciembre.

“La gente va a poder minar sin el temor de que los van a ir a perseguir, además todos esos mineros están invitados a un encuentro próximamente que se está organizando de minería; todo el mundo que pueda minar va a poder decirlo sin ningún problema”, afirmó el Superintendente de los Criptoactivos y las Actividades Conexas, en entrevista concedida a Venezolana de Televisión (VTV) el pasado 10 de enero. El Petro se manejará a través de un sistema de subastas, y estará disponible hacia finales de marzo.

BUNIAK OPINA QUE EL PETRO ES INVIABLE DESDE LA OPTICA ECONOMICO-FINANCIERA

Inviabilidad económico-financiera

Para cerrar quisimos conocer la opinión del economista Leonardo Buniak, quien fue más que explícito en su conversación con Punto de Corte:

-¿Cuál es su punto de vista sobre el Petro?

-Desde un punto de vista de la perspectiva económico-financiera, el Petro carece de absoluta viabilidad. No tiene viabilidad económico-financiera. No la tiene porque una criptodivisa, una criptomoneda, depende fundamentalmente de la confianza, de la credibilidad, que terceros le den como unidad de valor, como unidad de reserva de valor, como unidad de cuenta, o como unidad para el intercambio de bienes y servicios.

Obviamente, un BCV que ha quebrado el bolívar, difícilmente puede dar confianza y credibilidad a la emisión de esta teórica criptomoneda. Siempre la pregunta va a ser si los tenedores de deuda venezolana aceptarían Petro como instrumento de pago, si los proveedores de bienes y servicios, de materias primas, productos intermedios, productos semi elaborados, productos terminados, que vienen a Venezuela aceptarían Petro como instrumento de pago. Ahí está realmente el tema.

Por eso es que carece de viabilidad económico-financiera. Es decir, el valor de mercado de una criptomoneda, como el caso de Bitcoin, depende esencialmente de la confianza. Lo otro es que el Petro no parece una criptomoneda. Las mismas son desreguladas, sus operaciones son encriptadas, anónimas, no son emitidas por ningún ente, ningún Banco Central, ni por ningún país.

El Petro no es otra cosa que un título de deuda con teórico respaldo. Con unas reservas de petróleo que no son enajenables. Eso está claramente establecido en la propia Constitución Nacional.

-¿Dispone Venezuela de la tecnología necesaria para lanzar el Petro?

-Desde la perspectiva tecnológica no me cabe la menor duda que tenga viabilidad, porque se trata únicamente de copiar un código fuente, por ejemplo el caso de Bitcoin, y ponerla a funcionar. Cualquier persona en cuarenta minutos, una hora o un poquito más, puede crear una criptomoneda, y ponerla en el mercado. El problema es que el Petro logre capturar la credibilidad, y la confianza de terceros para utilizarlo como instrumento de pago. El Petro es un título de deuda. Emisión de deuda con teórico respaldo. Pero cuidado, porque las reservas de petróleo y gas no son enajenables. Y la criptomoneda no tiene ningún respaldo, por eso es que el Petro no es una criptomoneda, sino un título de deuda.

Más noticias sobre el Petro en Punto de Corte

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones