Caracas, 14 de marzo de 2019. Expertos de todo el mundo, manifestaron su preocupación por el apoyo que ha brindado la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA por sus siglas en inglés), a la política exterior de la administración de Donald Trump, con respecto a la severa crisis en Venezuela, que a su juicio, busca generar una guerra en el país latinoamericano.

A través de una carta abierta, 124 académicos expresaron su descontento por el esfuerzo que mantiene Estados Unidos, para derrocar el mandato de Nicolás Maduro, juramentado presidente ante el TSJ.

Expertos de todo el mundo, manifestaron su preocupación por el apoyo que ha brindado la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA por sus siglas en ingles), a la política exterior de la administración de Donald Trump, con respecto a la severa crisis en Venezuela, que a su juicio, busca generar una guerra en el país latinoamericano.

A través de una carta abierta, 124 académicos expresaron su descontento por el esfuerzo que mantiene Estados Unidos, para derrocar el mandato de Nicolás Maduro, juramentado presidente ante el TSJ.

“Creemos que el esfuerzo de cambio de régimen de la administración Trump en Venezuela está mal en todos los aspectos: moral, legal y políticamente. Dado que Trump y sus principales funcionarios han amenazado abiertamente con la guerra repetidamente, este esfuerzo también tiene un alto riesgo en términos de pérdida de vidas humanas y de miembros, y otras consecuencias imprevistas de la guerra y la violencia política”, reza la misiva.

Los profesionales, consideran que “por estas razones y más, WOLA debería oponerse a este esfuerzo de cambio de régimen de manera inequívoca, al igual que los progresistas de todo el mundo se opusieron a la Guerra de Irak de 2003. Pero no lo ha hecho. Más bien, ha respaldado gran parte de ella”.

El documento, recalca que respetan las diferentes opiniones personales que pueda tener la comunidad nacional e internacional sobre la política interna de Venezuela o cómo los venezolanos podrían solventar la crisis, “pero no hay duda de que la operación ilegal de cambio de régimen de la administración Trump está empeorando enormemente la situación y debe ser rechazada por todos los que se preocupan por la vida humana y el derecho internacional”, agrega.

Además, cuestionan la postura de presidente norteamericano de no apoyar la mesa de negociación, planteada por el Papa Francisco, así como por el gobierno de México y Uruguay – mecanismo de Montevideo – para mediar ante la crisis política, económica, social y humanitaria que enfrentan los venezolanos.

“En su lugar, WOLA ha elegido el Grupo de Contacto Europeo, que está dominado por Washington y los gobiernos aliados con sus esfuerzos ilegales de cambio de régimen y sanciones, como el único lugar legítimo para llevar a cabo las negociaciones (…) La elección de WOLA de un grupo de negociación dominado por Trump, por lo tanto, ayuda a Trump y su equipo de extremistas (John Bolton, Marco Rubio y Elliott Abrams) a rechazar el diálogo o la negociación (…) WOLA incluso rechaza la participación de la ONU en las negociaciones, que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha propuesto, alegando que su papel debería limitarse a supervisar una transición. La ONU es el organismo internacional que ha acumulado la mayor experiencia y conocimiento”, detalla la carta.

Referente a las sanciones impuesta por Estados Unidos a funcionarios y empresarios allegados a Maduro, así como el respaldo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó – quien juró asumir las competencias del Poder Ejecutivo – “como presidente interino” de Venezuela, los expertos afirman que “estas posiciones no son defendibles desde un punto de vista humano”.

“También infringe el derecho internacional, incluido el Artículo 19 de la Carta de la OEA, la Carta de las Naciones Unidas y muchos otros tratados internacionales que los Estados Unidos han firmado”, puntualiza el documento.

“WOLA no debe pretender que esta operación de cambio de régimen externo liderada por extremistas propensos a la violencia es en realidad un esfuerzo legítimo de la «comunidad internacional» para ayudar a resolver la crisis política y económica de Venezuela. Y, lo que es más importante, WOLA debería abandonar la inverosímil afirmación de que el único proceso de negociación viable es aquel que está controlado por la administración de Trump y sus aliados, es decir, el Grupo de contacto europeo”, concluye la carta.

Lea la carta completa Aquí.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram