Caracas, 10 de septiembre de 2018/.- Emili Blasco, el autor del artículo en el diario ABC,  que se convirtió en la noticia del día en todo el continente y más allá, tras señalar que “un topo” al que sus fuentes señalan como Mike Fitzpatrick, en el Departamento de Estado, sería el responsable de filtrar las reuniones entre Donald Trump y militares rebeldes venezolanos, ahora se muestra arrepentido, tras los retwewts obtenidos.

El también director de @GlobalAffairsUN Geopolítica y Seguridad Regional de USA , según su perfil en Twitter, señaló en su cuenta: “Ojo, veo que los RTs dan por hecho algo que mi información en ABC no ‘establece’ sobre quién filtró reunión Administración Trump y militares venezolanos, lo que aporta es la hipotética versión de una fuente, como precisa el texto”.

A pesar de ser una persona de medios y de haber escrito imnumerables artículos contra el gobierno venezolano y mostrarse conocedor de la crisis política que atraviea el país y sus repercusiones en el continente, desconoce el efecto que dicha información generó en la opinión pública, mostrando un poco de “sorpresa” , luego de mencionar al señor Fitzpatrick como “posible” responsable, lo cual a su juicio, se trata solo de una hipótesis y no una acusación.

A continuación, parte del artículo que paso de noticia del día a Fake News

Un «topo» en el Departamento de Estado podría ser el responsable de la filtración de las reuniones mantenidas por la Administración de Donald Trump con algunos militares venezolanos dispuestos a actuar contra el Gobierno de Nicolás Maduro. El objetivo de la divulgación de esa información habría sido torpedear la línea dura mantenida por Trump hacia el régimen chavista y forzar al presidente estadounidense a volver a la línea de diálogo mantenida durante la era Obama.

Cuando Washington sigue sacudido al conocer la existencia de una conspiración secreta contra la autoridad de Trump dentro de su propia Administración, revelada por un artículo anónimo publicado por el «New York Times», este mismo periódico incluyó el sábado una información sobre los contactos mantenidos con militares venezolanos que preparaban dar un golpe contra Maduro.

Fuentes que participaron en la preparación de esas reuniones, celebradas la mayor parte de ellas en Colombia, apuntan a Mike Fitzpatrick, número dos de la oficina para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, como posible responsable de la filtración.

De hecho, Fitzpatrick habría programado una reunión con Maduro en el Palacio de Miraflores para el mismo sábado, en un intento de reabrir una senda de diálogo con Caracas. Las denuncias internas de esa operación habrían finalmente llevado a suspender el encuentro……

Por Emili J Blasco para ABC España.


Amnistía Internacional denuncia que autoridades de Curazao niegan protección a migrantes venezolanos