Caracas, 2 de enero de 2019. El ferry de carga María Rosario, anclado en el muelle Eulalia Buroz de Puerto La Cruz desde 2017, comenzó a hundirse por la popa el 31 de diciembre.

El presidente de la empresa La Nueva Conferry, Edglis Herrera Balza, informó que el buque está en proceso de venta para ser desguazado y que se mantiene amarrado al muelle por la proa. Resaltó que el barco se asentó en el lecho marino.

El vicepresidente del sindicato nacional Bolimarítimos, Alfredo Santamaría denunció que al igual que sucedió con el Tallink Autoexpress 2 y el ferry Rosa Eugenia, en el María Rosario fallaron las bombas de achique, ya que la embarcación no cuenta con sistemas de autogeneración de energía.

Santamaría responsabilizó a la directiva de la compañía y a las autoridades del INEA por el daño ambiental provocado en la Bahía de Pozuelos por el hundimiento de los barcos, por lo que solicitó a la Fiscalía Ambiental y al Ministerio de Ecosocialismo iniciar una investigación.

El ferry María Rosario, junto al Rosa Eugenia, Concepción Mariño y Lilia Concepción, están amarrados a los muelles del terminal de Puerto La Cruz desde hace dos años. Trabajadores de la empresa aseguran que el Concepción Mariño ya tocó fondo. La empresa no se ha pronunciado al respecto.

Lea también en Punto de Corte: ¡Otro ferry menos! Ferry Rosa Eugenia se hundió tras de 2 años de abandono


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram