Caracas, 17 de agosto de 2018. Antes de que los Yanquis de Nueva York disputarán su encuentro de este jueves, Aaron Judge miró el video del pelotazo que recibió Ronald Acuña jr un día antes y sintió empatía por el novato venezolano de los Bravos de Atlanta.

Después de todo, el jonronero de los Bombarderos conoce los riesgos que conlleva el hecho de que algún pitcher, disgustado por alguna razón, decida colocar una recta humeante en las costillas de un bateador.

«Sí, ha pasado antes», comentó el astro de Nueva York.

Pero, ¿golpear a un bateador sólo por el hecho de que está conectando muchos jonrones? Muchos piensan que eso fue lo que hizo José Ureña, lanzador de los Marlins de Miami.

Entre ellos figura el ex inicialista y actual comentarista de las transmisiones de los Mets de Nueva York, Keith Hernández, quien no tuvo empacho en defender el hecho de que Ureña le propinara el bolazo al joven sensación de Atlanta.

Otras personas involucradas con la pelota se mostraron dispuestas a sepultar esta turbia regla no escrita del béisbol.

El derecho dominicano Ureña desató un altercado en que se vaciaron las bancas en Atlanta, cuando impactó el codo izquierdo de Acuña con el primer lanzamiento que le hizo en el juego del miércoles.

Acuña había conectado jonrón en el primer turno de tres partidos consecutivos. Además, había logrado cuatro vuelacercas en los primeros tres juegos de la serie ante los Marlins.

Una tomografía y los rayos X descartaron que Acuña tenga una lesión grave. El pelotero volvió ayer a la alineación de Atlanta, en el juego ante los Rockies de Colorado.

Ureña aseguró que simplemente lanzó pegado a Acuña y erró con un «mal pitcheo». Fue suspendido seis juegos y multado por una cifra no revelada.

Los Bravos, así como los umpires del encuentro, consideraron que el pelotazo fue intencional.

«Fue una falta absoluta de clase por parte de Ureña», sentenció el astro de Atlanta, Freddie Freeman.

El manager de los Bravos, Brian Snitker, lideró a los Bravos que irrumpieron en el terreno desde la cueva, en cuanto ocurrió el impacto, para protagonizar el conato de riña.

«No estoy seguro de haberme sentido así jamás usando un uniforme de béisbol», comentó el piloto.

Lea también en Punto de Corte: Arcia tuvo un debut de ensueño después de 12 años de espera


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram