Select Page

(Exclusiva) Francisco Rodríguez “estoy de acuerdo con no pagar deuda que definitivamente no se puede pagar” (+Video)

(Exclusiva) Francisco Rodríguez “estoy de acuerdo con no pagar deuda que definitivamente no se puede pagar” (+Video)

Entrevista de Nicmer Evans a Francisco Rodríguez,  economista jefe de Torino Capital  

(Caracas, 12 de octubre de 2017)-. Torino Capital es formalmente un banco pero también se desempeña como accionista de bolsa para la compra y venta de activos financieros especializándose en bonos, no solo venezolanos sino también argentinos, ecuatorianos y de otros países emergentes. Hace aproximadamente un año se añadió a su catálogo el servicio de la investigación, dónde se le presenta al cliente un análisis de las economías de la región que aplique al bono, para ayudar al usuario a tomar decisiones de inversión.

Este es el punto en el que el economista Francisco Rodriguez sale de Bank Of AMerica (dónde se desempeñaba en la misma área) y se incorpora al equipo de Torino Capital. Trabaja principalmente en el mercado venezolano y ecuatoriano, brindando su apoyo en los análisis económicos a los fondos de inversión que trabajan en la deuda de varios países incluido Venezuela.

¿Porqué el interés especial de Torino Capital en Franscisco Rodríguez para analizar los bonos venezolanos?

“En todos los negocios hay especializaciones (…) Resulta que Torino Capital es una empresa que se había especializado en bonos (y otros instrumentos pero principalmente bonos) de mercados emergentes de América Latina. Por lo tanto, ya habían desarrollado un interés para lo que había un mercado y hay un mercado para la deuda venezolana, habían desarrollado una especialización en esto. Buscan alguien que les ayude a extender este servicio, además de ofrecer el de investigación y análisis económico así es cómo ellos llegan a mi.

¿Cómo esta el mercado de los bonos venezolanos en este momento?

Desde hace tiempo los bonos venezolanos han estado tranzando a un valor bajo, oscilando los 30 o 40 centavos de dólar. Esto lo que quiere decir es que el mercado desde hace mucho tiempo viene previendo la posibilidad de un default en la deuda venezolana. Cuando cae el precio del petroleo en 2014 preocupa mucho al mercado que Venezuela deje de cumplir su deuda y por eso bajan los precios de los bonos. Si tomamos el precio del bono como indicador del estatus del mercado, se deduce que esta mal, no los valoran bien, existe una alta probabilidad de impago y claro, una probabilidad de default en algún momento dado.

Por eso el análisis es tan importante, en ese sentido si uno analiza la capacidad de pago, voluntad de pago de las autoridades, las distintas cuentas y financiamientos, nos ha permitido en el pasado llegar al diagnóstico de que el gobierno pagaría su deuda, y eso fue producto de una predicción basada en el análisis que en su momento fue acertada.

Tu has sido uno de los más amplios defensores en los ultimos años de que el gobierno va a cumplir con sus compromisos en relación con el pago de la deuda…

Aquí hay que distinguir dos cosas. Cuando se habla de ser defensores hay un elemento que es la predicción que uno hace, nosotros hacemos predicciones ese es nuestro negocio, el análisis económico le vale a los mercados sólo en la medida que le ayude a ver a los inversionistas que es lo que va a pasar. La gente me pregunta “¿Porqué hacen predicciones electorales?” bueno, porque las elecciones son importantes para los mercados de deuda. Nosotros hemos hecho la predicción de que el gobierno venezolano va a seguir pagando su deuda y hasta ahora esa ha sido una predicción acertada y muy a contra corriente. Una forma de medir la probabilidad que estima el mercado son los seguros contra default, o sea si usted tiene un bono y tiene miedo que le hagan default usted compra un seguro contra default que le paga en caso de que ese bono haga default.

A lo largo de los últimos cinco años si uno ve la probabilidad acumulada de los seguros contra default ha sido 99%, en el fondo cuando yo primero en Bank of America y ahora en Torino Capital, he mantenido la predicción que el gobierno va a pagar, le estamos diciendo al mercado “aquí te estamos sugiriendo un análisis que te lleva a tomar la decisión y conclusión de que va a pasar algo que de acuerdo con otras personas en el mercado con una probabilidad de menos del 1% de pasar, por su puesto si el mercado ve que la predicción fue correcta entonces dice “este análisis vale la pena” se trata de un análisis puramente predictivo.

¿Cuáles son sus predicciones en este momento, para el próximo pago de la deuda para finalizar este año y el que viene?

Casi que tendriamos que revisar las noticas a ver que ha pasado porque hay un bono de la Electricidad de Caracas que se tenía que pagar el martes y todavía no ha entrado el pago, las autoridades no han dado ninguna explicación. Si están en el tiempo, hay 30 días que es el periodo de gracia, eso es lo que ha venido pasando que ha habido retrasos y no se sabe muy bien porque son esos retrasos. En los casos mas recientes el gobierno ha dicho que tiene problema con los intermediarios financieros que procesan estos pagos, es decir que el gobierno ha mandado los recursos pero los bancos intermediarios no lo han procesado debido a las sanciones, eso pone más incertidumbre.

Lo que te digo es que hay una noticia en evolución, terminamos esta conversación, prendo el teléfono y podría haber una declaración del gobierno sobre este tema. Ciertamente hay una incertidumbre de pagos. Sin embargo en base al análisis situacional que hemos hecho de lo que son las necesidades de financiamiento y programas de financiamiento este año, hemos concluido que en este momento hay suficientes fuentes de financiamiento para cumplir las necesidades de financiamiento dado, por su puesto, el bajo nivel de recortar importaciones, muy cuestionada y muy cuestionable, lo que ha hecho posible que el país tenga suficientes recursos para continuar ahorrando el pago del servicio de los bonos de la deuda no te toda la deuda.

Con esa afirmación en el marco de una discusión que hemos tenido recientemente, producto de unas declaraciones que diste en EL Universal y un análisis que se hizo desde puntodecorte.com, en relación con ese contenido. Hay un reconocimiento por parte de la caracterización de la deuda en este momento de que se esta haciendo gracias al sacrificio de las importaciones especialemente de alimentos y medicinas por parte del gobierno venezolano. 

A ver, indudablemente es cierto desde el punto de vista aritmético, matemático, si tu quieres pagar algo tienes que dejar de pagar otra cosa. Venezuela ha tenido una caída muy fuerte de sus ingresos petroleros durante los últimos años, tiene que ver con la caída de los precios del petroleo también con la caída de la producción petrolera. Venezuela en este momento tiene 70 mil millones de dolares menos que lo que tenia en el 2012 por ingreso petrolero. En ese sentido es claro que las importaciones son mas bajas y se han recortado para hacerle espacio a los pagos de la deuda. Sin embargo es un poco compleja de responder porque siempre en economía es importante analizar la contra parte de que es lo que habría pasado si no se hubiese tomado esa decisión. Allí el tema que hay que analizar para entender la decisión del gobierno de seguir pagando es si el gobierno hubiese decidido caer en default ¿Cuántos ingresos habría tenido? En este punto entramos a discutir la capacidad que tienen los tenedores de bono de embargar activos de PDVSA, embargar facturas petroleras y golpear en la generación de divisas de PDVSA.

Podría entrar  en una situación que suena casi paradójico pero en la que si tu haces default y como resultado de eso empiezan a embargar los bienes petroleros, terminas con menos dinero  y tendrías que acudir a un más a importaciones.

¿Por qué eso puede pasar en Venezuela y no pasó en el caso de default argentino? El mismo Joseph Stiglitz afirma que ES absolutamente racional el no pago de la deuda si no se puede pagar?

En general estoy de acuerdo con no pagar la deudas que definitivamente no se puede pagar e incluso las deudas para las cuales no hay mucho costo para la nación.  Estoy totalmente de acuerdo que la nación así como está tiene muchas necesidades y en la escala de prioridades la deuda no debería ser una prioridad alta frente otras necesidades medicinas, alimentos.

La diferencia con argentina es muy básica: el 95% de las exportaciones de Venezuela son del Estado venezolano, son de PDVSA. Entonces, en Argentina si el Estado argentino le hace default a un tenedor de bonos el tenedor de bonos no puede ir a una corte en Estados Unidos a decir “Yo quiero que me embarguen las exportaciones de soya argentinas”, las exportaciones de soya argentina son de un privado, ese privado no tiene nada que ver con la deuda que tiene el Estado.

Pero en el caso de Venezuela las exportaciones son del Estado el tenedor de bono puede decir “el Estado venezolano no me pagó, el Estado está recibiendo ingresos vía PDVSA, yo quiero embargar las exportaciones de PDVSA”. Allí entramos en temas legales muy complejos sobre si esto de puede hacer o no, lo que puede llevar a reestructurar la deuda del gobierno central pero no la de PDVSA. El tenedor de bonos tiene derecho a decir “PDVSA no me pagó, aquí hay unos barriles de petroleo y unos activos que son de PDVSA eso es mío porque no cumplieron con el compromiso”.

Nosotros tenemos algunos años debatiendo sobre la posibilidad de un default, yo he sido de la tesis que debió haber sido negociado la posibilidad de un default parcial, posibilidad de una reestructuración de la deuda desde el punto de vista de la capacidad que tiene el gobierno de maniobrar en ese sentido. Ya hoy por parte de las sanciones del gobierno de Trump pareciera muy difícil la posibilidad de entrar en una etapa de negociación de la deuda, entraría una posibilidad de default desordenado. ¿Como se destraba la posibilidad de ese riesgo que tenemos en este momento? ¿Hubiese sido conveniente hacerlo hace tiempo? 

Fijate la discusión que hemos tenido hace algún tiempo tiene que ver un poco con identificar si la deuda es el problema o no de Venezuela. mi posición era que la deuda no era el problema fundamental. La deuda te da dolor de cabeza, hay dolores de cabeza que se curan tomando una aspirina, pero si tu tienes un tumor cerebral la aspirina no te va a hacer mucho y si tu piensas que con la aspirina te va a quitar el tumor , te vas a deteriorar mucho mas rápido.

Mi punto es que Venezuela era un país que tenía que llevar adelante políticas económicas distintas, yo por muchos días sugerí, pasando por la unificación cambiaria, la racionalización del sistema de precios, la adecuación de los precios de la gasolina, hidrocarburos, energía, acomodar el mercado interno con los patrones internacionales, un sistema de subsidio directo en vez de indirecto, incluso un proceso ordenado de consolidación de activos, de forma que nosotros hubiésemos sabido exactamente cual es la cantidad de activos que teníamos y poder utilizarlos en vez de haberlos estado rematando como se ha estado haciendo a lo largo de lo últimos años. Todo eso nos da la capacidad de hacer una serie de reformas económicas que después nos permitiesen mejorar el perfil de la deuda venezolana, bajar los rendimientos de la deuda, el costo de financiamiento de la nación y finalmente ir a los mercados financieros para que ellos mismos recambiasen esa deuda de forma voluntaria como lo hacen la mayoría de los países del mundo.

Los países con economía ordenada no es que no tienen fecha de vencimiento de su deuda, no es que no tienen que pagar deuda, simplemente cuando se está venciendo un bono dicen yo voy a emitir otro bono a un precio razonable porque los mercados están dispuestos a prestarme, porque tengo buena política económica.

Pero en Venezuela, los mercados no están dispuestos a prestarle al gobierno porque tiene malas políticas económicas, entonces el gobierno se ve enfrentado ante la necesidad  de sacar de sus ahorros, de su plata, recortar importaciones para pagar la deuda. El problema no es que estés pagando la deuda, el problema es que tienes malas políticas económicas.

Lo que es cierto es que  estamos en la sala de emergencia del hospital, ya sabemos que tiene un tumor cerebral y sabemos que ya no se puede hacer lo que se podía hacer hace un tiempo, hay que tomar acciones muchísimo mas radicales, incluso la vida económica esta en peligro. ¿Que es lo que se puede hacer ahora?, bueno ahorita tenemos el problema de las sanciones.

Para explicar este tema de las sanciones, estas sanciones son una de las cosas que impide que Venezuela se endeude de nuevo, eso es importante porque cuando uno va a reestructurar la deuda lo normal sería que un país optara por una refinanciación, conversar con los tenedores de bono para ellos me emitan crédito voluntariamente o incluso hacerlo de una forma forzada “yo no lo puedo pagar, lo que puedo pagar es esto”.

Esto técnicamente requiere que tu emitas una nueva bonificación, hay un bono que se vence ahora en octubre, el tenedor de bono te tiene que aceptar un nuevo bono, aceptar ese bono es ilegal para cualquier tenedor de bono norteamericano. Este bono se podría emitir en Europa mientras no haya sanciones, pero es muy difícil que los fondos que están en Europa vayan a adquirir un bono que no sea transable en el mercado norteamericano.

Yo he sugerido que se revise un mecanismo que existe dentro de las sanciones norteamericanas,  dejan una salvedad que es la que más nos preocupa que son las medicinas y los alimentos. Esta prohibido que cualquier fondo norteamericano compre un bono con cualquier tipo de financiamiento para que el gobierno venezolano compre cualquier cosa excepto medicinas y alimento.

Mi planteamiento es explorar si se puede llegar a un acuerdo político entre ambas partes: oposición y gobierno para utilizar ese mecanismo que es legal. Lo que planteo es que se establezca una serie de mecanismos de verificación de confianza a las partes, inversionistas, comunidad internacional , todo el mundo que está observando este proceso y que si efectivamente se está haciendo endeudamiento para pagar importaciones, alimentos y medicinas eso vaya únicamente a ese destino.

Entre los mecanismos que sugerí es que estuviese involucrado Las Naciones Unidas y El Vaticano en la verificación del uso de esos recursos para ese fin, que se dicen instancias de aprobación simultanea en el sentido de que si el gobierno quiere que se presentara ante la asamblea nacional constituyente para que lo apruebe como esta haciendo con la ley de presupuesto. Yo sugerí que la comisión de Contraloría de la AN estuviese involucrada en la verificación de uso de los recursos.

Ahora tenemos elecciones de gobernaciones, creemos que muchos de los que van a salir electos son de oposición y podrían participar de este proceso, la idea fundamental es reabrir algunos canales  de financiamiento de parte de la deuda venezolana para impedir que sigan cayendo más las importaciones de alimentos y medicinas.

¿Emitir un bono para comprar medicamentos y comida, es hacer un negocio del hambre y de la escasez de medicinas?

Vamos por parte, hay una pregunta que si el gobierno debe pedir prestado para pagar alimentos y medicinas y si yo creo que tiene sentido es una discusión que estamos teniendo hasta ahora. Las decisiones que tienen y las repercusiones que tienen esas decisiones sobre los venezolanos. Una es: tu decides pagar pero tienes que recortar en importaciones de alimentos y medicinas, y otra es hacer default duro, de ser esta opción te estarían embargando activos de PDVSA y de repente vas a tener menos dinero. Todos los países del mundo piden prestado y todos los países del mundo pagan y titulizan los recursos para pagar importaciones. Aquí la decisión pública tiene sentido. Más allá de hacer un negocio, los sistemas financieros existen aunque los acreedores son vistos como “malos”.

Toda la idea que el mercado financiero tiene que ver con el aprovechamiento es una idea muy vieja, pero la realidad es que sin mercado financiero no tendríamos crecimiento económico, la idea de que tu pidas prestado para pagar algo es una ida básica que todos los países usan. Que esto quiere decir que un intermediario financiero vive de eso y es su negocio, sí, hay muchos negocios que son necesarios para desarrollar la actividad económica en el capitalismo, que hay personas que desarrollan actividades para atender necesidades.

Ahora, yo considero que debemos centrar la atención en cuales son las consecuencias de las políticas públicas para los venezolanos de tomar una u otra decisión. Si vamos a entrar en discusión ante la medida que estoy proponiendo para evitar la reducción de las importaciones debemos preguntarnos cuales serían los efectos de hacer una u otra elección.

El escenario de Ricardo Hausmann, es entrar en default, apelar al FMI y pedir entre 50 mil a 100 mil millones de dólares, endeudarnos más para salir de la crisis de la deuda… 

Esa es discusión con Ricardo es distinta, es una discusión de lo que debe hacer un próximo gobierno si mañana el presidente Maduro se va, pierde las elecciones, se deprime y renuncia, lo que sea y viene un nuevo gobierno, ese gobierno tendrá la posibilidad de relanzar las políticas económicas en un ambiente más propicio al menos en un levantamiento de sanciones. En ese momento debe incluir una política de restructuración de deuda y un default o reestructuración forzada, es una discusión distinta.

Si Maduro no hubiese hecho específicamente lo que nosotros le recomendamos que no hiciera cuando participe en el informe de UNASUR, la situación de los venezolanos estaría mejor, incluso si el fin de la discusión es poner en evidencia las malas políticas económicas de este gobierno.

El año pasado la gente tenía el problema para entender la idea de que las cosas se podían poner peor, de que si no se tomaban las medidas iba a empeorar la situación.

 ¿Tus esfuerzos para que te escuche el gobierno de Maduro han dado resultado?

Yo creo que ninguno.

¿Vale la pena seguir insistiendo?

Sí, no es solo una discusión de gobierno. Estaré dispuesto a hacer recomendaciones políticas económicas, para cualquier gobierno en Venezuela porque el bienestar de los venezolanos depende que el gobierno haga las cosas bien.

También es un tema de negocio, que un gobierno haga una buena política tu también tendrás la posibilidad de tener mayor éxito en el manejo de los bonos venezolanos…

No, no, estas equivocado, soy economista, mi negocio es ser economista mi trabajo es hacer análisis económicos, yo trabajo como jefe del departamento de investigaciones de un banco que está especializado en la actividad de corretaje, lo que quiere decir que Torino Capital se puede beneficiar de los bajos o altos precios de los bonos porque lo que le importa es que haya interés, que hayan transacciones. Pero el valor que yo como economista le doy a eso es el análisis, la información.  Me buscan no porque con mis recomendaciones los gobiernos van a tomar las mejores decisiones y los bonos van a valer mucho, no, lo contrario me buscan para tratar de entender a través de herramientas de análisis que les permita tomar las mejores decisiones.

 ¿Quiénes son los dueños de los bonos venezolanos? ¿Es posible que en esa continua  transferencia de bonos hayan caído en manos de narcotráfico?

Esto es un mapa muy complejo, las personas con las que tengo interacción en muchas ocasiones inversionistas de Venezuela gente del sector público, cuando se podían veíamos las bóvedas del Banco Central cuando había algo que ver. hay un grupo que se atendía en Bank Of America y ahora en Torino, que grupos de fondos de inversión internacional son fondos que pueden tener ahorros de muchos tipos.

Si vas a un banco y quieres unos ahorros en Estados Unidos el banco te va a recomendar invertir en los más prestigiosos fondos. Cualquier fondo que elijas veras que tienen bonos venezolanos. En la necesidad de administrar los recursos, estos son los bonos con mas alto rendimiento. Claro, si se quisieran modular los riesgos que se están tomando es necesario tener un buen análisis financiero y una buena asesoría.

¿Cuánto es eso? Hay varios planos aquí, por un lado tienes el sector público, PDVSA, Banco Central, Banco de Venezuela, Fondo de pensiones de PDVSA, y por otro lado lo que tienen los otros bancos, Mercantil, Provincial, compañías de seguro etc. Por otro lado hay fondos que existen pero no están registrados para la recaudación norteamericana, que es difícil de cuantificar.

Hay otro componente mas complejo, que no tiene que ver con el tenedor de bono, al final  un tenedor de bono tiene que tenerlos en custodio de un banco reconocido y para que ese banco lo tenga tiene que seguir un mecanismo de verificación. El problema , tendría que ver con lo que pudo haber ocurrido cuando se hizo la asignación de los bonos, porque el gobierno venezolano asigno esos bonos de forma poco transparente. Es altamente probable que se hayan dado casos de corrupción.

¿La tenencia de bonos es auditable? ¿Y la asignación?

Yo no se si es auditable la tenencia, se debe contar con una orden judicial para congelar a tal persona pero el banco no te va a dar toda esa información por una serie de principios. Lo que si creo que es necesario que se haga y que por razones claras no se va a hacer pero se va a tener que hacer mas adelante, seria revisar los mecanismos de asignación y de eso el Estado venezolano si tiene registros.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...