Caracas, 6 de febrero de 2019. El abogado constitucionalista y fundador del Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV), Edwin Zambrano, afirmó que antes del año 2015 se pudo soñar con un país democrático, bajo políticas plurales.

“Antes del 2015 se podía pensar en un desarrollo democrático, con participación electoral y con formulación de políticas diversas y plurales dentro de la confrontación política cívica. Después del 2016 el gobierno entra en una barrera de violación flagrante de las instituciones políticas, del equilibrio político constitucional y de la Constitución abiertamente”, sostuvo.

En exclusiva para Punto de Corte, el también dirigente del Movimiento por la Democracia y la Inclusión (MDI) y miembro del Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL), aseguró que cuando se creó el PSUV en el año 2016, surgió como una coalición que reunía dependencia democrática.

“Chávez en una reunión nos aseguró que el PSUV iba a ser un partido con democracia interna, con juego de dependencia y dijimos sí es así, podemos hacerlo y con participación democrática, con elecciones de las direcciones. Ya en el 2007 se ve que se tranca el juego y se vuelve otra vez a enroscar las cúpulas políticas, partidistas, militares y hay casi imposibilidad de que exista una democracia interna”.

Zambrano recalcó que el problema del PSUV viene después de que se va a una elección interna, “más o menos abiertas para la dirección y resulta que muchos que no fueron elegidos, luego aparecen en la dirección, entre ellos, Diosdado Cabello y Nicolás Maduro”.

Enfatizó que “allí empieza una gran crisis democrática de ese partido, es decir, se pone de manifiesto que es prácticamente un engaño lo que se pensaba”.

El también abogado laboralista, precisó que se incorporó al equipo de asesores del expresidente Hugo Chávez en Miraflores, en el 2005, pero “lamentablemente los intereses militares y los intereses de alguna rosca burocrática política”, ha llevado al proceso revolucionario por otro sedero.  

Zambrano calificó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) “espurio, irrito, ilegal y bastardo” y ratificó que ha cometido muchos errores, pasando por encima de la Constitución, desde la junta directiva de la Asamblea Nacional presidida por Cabello, la ejecución de la Asamblea Nacional Constituyente, actualmente dirigida por el mismo político, hasta aceptar un gobierno “de facto” dirigido por Maduro.

A su juicio, “cualquiera que tome la dirección política en este país, tiene que resguardar el equilibrio de poderes” a través de las instituciones, tomando en cuenta los factores políticos, económicos y sociales, de lo contrario se continuará con un “régimen de facto”.

El abogado destacó que “los trabajadores son fundamentales para el triunfo de un cambio político del país y para la reconstrucción y el reinvento de Venezuela. Sin los trabajadores no hay una Venezuela democrática ni alternativa, con desarrollo de la industria, de la producción y de la productividad, porque nosotros tenemos que salirnos de ese enfoque populista”.

El profesional del derecho, puntualizó que el FAVL y el MDI cuenta con la participación de políticos, economistas, abogados, trabajadores y sociedad civil, tanto de la oposición como disidentes del chavismo, lo que los ha llevado a ser un equipo en pro del desarrollo del país.

Vea la entrevista completa aquí

Lea También:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram