Select Page

Ecoanalítica: ¿Qué esperar de las elecciones regionales en Venezuela?

Ecoanalítica: ¿Qué esperar de las elecciones regionales en Venezuela?

(Caracas, 10 de octubre de 2017).- Estamos a pocos días de realizarse las elecciones regionales en Venezuela (15 de octubre 2017), en medio de un debate álgido entre el gobierno y la oposición. Por un lado representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), auguran un triunfo en la mayoría de las gobernaciones, inclusive, personajes como Diosdado Cabello, afirman que podrían ganar las 23 gobernaciones.

La oposición, también asegura su victoria, pero de forma más cautelosa. Aseguran ganarán entre 15 y 18 gobernaciones, con un discurso que intenta combatir la abstención que podría jugar en su contra.

Al respecto, Ecoanalítica, consultora en materia económica y financiera, realizó un análisis previo a la contienda electoral. En su informe Nº 38 del mes de octubre, señala que “el gobierno, sancionado y con un alto escrutinio en materia internacional, busca legitimar por la vía electoral el modelo que lo ha sostenido hasta ahora”.

Para ampliar el panorama, la consultora presenta un mapa político para el 16 de octubre, cómo y por qué llegaremos allí, y sus repercusiones para el proceso político en el mediano plazo. Punto de Corte, lo describe a continuación:

En primer lugar, ¿Cómo es el candidato promedio?

“El candidato oficialista promedio es un hombre (82,6%) con alrededor de 53 años, que se ha desempeñado como gobernador (57.0%) o ministro (70,0%), pero no tiene experiencia como alcalde (17,0%) ni en el legislativo (35,0%). Este candidato tiene un trasfondo militar marcado (43,0%), aspira a reelección como gobernador en algunos estados (48,0%)”.

“El candidato opositor promedio también es un hombre (87,0%) con alrededor de 52 años, que no tiene suficiente experiencia como gobernador (26,0%) o alcalde (39,0%), pero sí en el área legislativa (78,0%). Es civil, probablemente adeco (52,0%)”.

Por otra parte, el informe de Ecoanalítica señala que “con una abstención similar a la presentada en las elecciones regionales de 2012 (cercana al 46,0%), la oposición debería obtener 18 gobernaciones contra 5 por parte del gobierno. Pero si la oposición lograse niveles de participación similares a los obtenidos en las elecciones parlamentarias del 2015, podría triunfar en todas las gobernaciones con la excepción de Delta Amacuro”.

“La capacidad de los candidatos de oposición para obtener una mayor participación y la posibilidad de “educar” a sus votantes, será fundamental en determinar el avance de las fuerzas democráticas”, señala el informe.

Bajo este escenario, la primera fuerza política del país sería AD con nueve, seguida por el PSUV con cinco, Primero Justicia con cuatro, VP con dos, y Avanzada Progresista (AP), la Causa R (CR) e independientes con una gobernación cada uno.

Sin embargo, advierte sobre ciertas irregularidades; tales como el impedimento por parte del CNE de sustituir en el tarjetón de votación de aquellos candidatos que no salieron victoriosos en las primarias; la inhabilitación política de dirigentes de oposición con alto respaldo popular y la eliminación de unas 7.000 mesas electorales en zonas históricamente opositoras, lo que podrían cambiar los resultados en un máximo de 5 gobernaciones: Amazonas, Monagas, Portuguesa, Trujillo, y Apure.

Pero en cualquiera de los casos, “de mantenerse las condiciones actuales y no tener inhabilitaciones u otras anomalías, la oposición pasaría de 3 gobernaciones en la actualidad a 13 en el peor de los casos, o incluso a 22, si el electorado opositor se decide a salir a votar”.

Ecoanalítica aclara que “en un escenario donde la oposición capturaría 13 gobernaciones contra 10 del oficialismo, a pesar de que la MUD ganaría el voto popular, el PSUV quedaría mejor posicionado en el mapa político de cara al corto plazo”.

La firma concluye que para la oposición, “de esta elección emergen dos fuerzas importantes de cara al 2018: “D y PJ …  al oficialismo le quedará la tarea de preguntarse si puede saltarse las elecciones presidenciales, y, en caso de no hacerlo….. A primera vista, Maduro, dado su alto nivel de rechazo, no se perfila a ser el garante de la continuidad del chavismo en 2018”.

En los últimos días de campaña, representantes del PSUV adelantan que la oposición cantará fraude ante una victoria del partido de gobierno en la contienda, mientras la MUD se enfoca en llamar a votar,  superando las dificultades técnicas en el tarjetón, para obtener la tan esperada mayoría.

Vea aquí todas las noticias sobre las elecciones regionales en Punto de Corte

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...